Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP se queda sin representación en San Antonio de Benagéber

Los dos concejales abandonan la formación "ante la falta de apoyo" y la pérdida de confianzade Mompó. En el PP están cerrando el expediente de expulsión del portavoz, Ángel Osuna

El PP en San Antonio de Benagéber va a perder toda su representación en el pleno municipal. En estos momentos tiene dos concejales, Ángel Osuna y Víctor Mallea, pero ya han remitido al partido su baja como afiliados y pasarán al grupo de los no adscritos desde donde seguirán ejerciendo como concejales en la oposición. Han amagado con esta decisión desde hace meses, pero la situación ha llegado a tal punto de tensión dentro del PP local y contra la dirección provincial que ambos han decidido hacerse a un lado.

El origen de esta problemática se encuentra en el congreso local de San Antonio de Benagéber, donde resultó elegido Mario López Pozo, de una corriente distinta a la cúpula popular que hasta entonces había dirigido la agrupación. Osuna y Mallea acusan a López Pozo de "urdir un plan para trasladar afiliaciones del PP de otros municipios, y dar de alta otras, en domicilios de San Antonio de Benagéber y poder votar así al que resultó presidente, pese a que muchos no residían en el pueblo ni conocían a Mario López Pozo".

La acusación no solo va dirigida a la agrupación local, donde existe una guerra abierta contra el presidente popular. De hecho, según explican, uno de los motivos para no abandonar el acta es que precisamente "la asumiría Mario López".

Además, los concejales culpan también a la dirección provincial de Vicente Mompó y a la secretaria comarcal, Reme Mazzolari, porque se les contó lo que había sucedido, un "esperpento" en palabras de Osuna que no solucionaron ni razonaron. Según explica, se les ha enviado la documentación por correo y burofax, además de por registro de entrada en la sede del PP en València, pero "en ningún momento hemos recibido contestación alguna de nadie". "Llevamos dos meses pidiendo reunirnos con el presidente provincial y a fecha de hoy seguimos sin reunirnos".

Para los dos concejales existe una falta de interés de la dirección provincial por el municipio y su agrupación. Osuna y Mallea lamentan que el PP "haya permitido actitudes dentro del partido que desvirtúan el sentido de la democracia, el respeto y la dignidad de las personas". Como ellos, avisan de que varios afiliados de San Antonio también se darán de baja.

Mientras, fuentes de la dirección provincial del PP aseguran que el congreso se realizó "con todas las garantías jurídicas y estatutarias y solo se votó a un candidato", que fue Mario López. Y van más allá: sospechan que la baja de Osuna tiene que ver con el expediente de expulsión que tienen abierto contra él "y que está a punto de finalizar". "Es un hecho que podría estar detrás de la decisión que ha adoptado", dicen las mismas fuentes.

"Queremos lo mejor para los vecinos y vecinas de San Antonio de Benageber, así que trabajaremos para que en 2023 el PP presente la mejor lista electoral", explican en el partido, donde se evidencia que la pérdida de confianza con estos dos concejales es total, algo que ya promovió la salida de la exconcejala Andrea Peiró nada más celebrarse el congreso local.

Compartir el artículo

stats