12 de julio de 2018
12.07.2018
Piedra

Otra tormenta de granizo azota el campo en Vallada, Montesa y Canals

Muchas de las piedras eran del tamaño de una pelota de tenis de mesa

11.07.2018 | 23:14
Dos jóvenes de Xàtiva, ayer, en pleno aguacero. En la imagen pequeña, piedra sobre el suelo.

El episodio de tormentas que se generó ayer en el interior de la provincia de Valencia llegó a la Costera y dejó una fuerte granizada muy localizada en parte del extremo de la comarca: no llegó a Moixent ni a Xàtiva pero se cebó con Canals, Montesa y Vallada, donde afectó en algún caso a todo el término de manera más o menos intensa pero generalizada, especificó anoche desde la Unió de Llauradors de la Costera su secretario, Julián Úbeda. El sindicato agrario realizó este primer avance. A lo largo de hoy es de prever que proporcione datos más concretos sobre la afección de cultivos y la cuantía de los destrozos. Según esa primera valoración de anoche, en Canals la piedra afectó a la mitad del término; en Montesa a su totalidad con zonas incluso del 100% de afección en madera: naranjos, frutas de verano, olivo, almendro...

Según los testimonios a los que tuvo acceso la Unió, muchas de las piedras eran del tamaño de una pelota de tenis de mesa. Y la desolación era evidente entre los agricultores, puesto que apenas hace dos meses, en mayo, Vallada y Moixent ya padecieron los efectos de una pedregada. De hecho, el arranque de la campaña de fruta de verano evidenció una importante merma por este episodio que, además, se sumaba a otro anterior.

También la lluvia localizada hizo acto de presencia en la zona. Un episodio de lluvia de corta duración dejó ayer cantidades en torno a los tres y los cuatro litros por metro cuadrado en diversas zonas de la comarca de la Costera, principalmente en Xàtiva. Pese a que se oyeron algunos truenos, a esa parte de la comarca apenas llegó la tormenta. Sobre las siete menos diez de la tarde, eso sí, la capital de la Costera vio caer un potente aguacero de gran intensidad y corta duración (de poco más de cinco minutos) que pilló por sorpresa a casi todos. Según los datos recogidos en Meteo Xàtiva, la lluvia registrada fue de 3,8 mm, es decir, 3,8 litros por metro cuadrado. Muchas personas apostadas en las terrazas tuvieron que guarecerse rápidamente y esperar a que escampara, en un episodio típicamente veraniego de lluvia repentina, intensa y poco duradera sin bajada de la temperatura.

Sí que hubo aparato eléctrico en la Canal, donde pasadas las seis de la tarde la tormenta del interior de Valencia avanzó lentamente hacia el este hasta descargar de manera especialmente intensa en Chella, según indicó ayer la agencia Europa Press. Mientras tanto, un núcleo se desplazó hacia la Plana de Utiel-Requena y Caudete de las Fuentes. Tanto en esta zona como en la Canal de Navarrés cayeron rayos entre las 18.10 y las 18.20, según registraron ayer los diversos medidores de los fenómenos meteorológicos que vigilaron este episodio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine