05 de diciembre de 2019
05.12.2019
Polémica

El alcalde de Castelló de Rugat utilizó el polideportivo para el banquete de su boda

El PP revela que el primer edil usó la instalación municipal sin permiso y pese a un informe en contra - Esquinas alega la falta "de una ordenanza para regular el evento" y que el informe no llegó a la empresa

04.12.2019 | 23:06
El alcalde de Castelló de Rugat utilizó el polideportivo para el banquete de su boda

El Partido Popular de Castelló de Rugat ha denunciado que el alcalde utilizó de forma irregular instalaciones municipales para celebrar su enlace matrimonial. El portavoz popular, Daniel Bataller, expone que Antonio Esquinas (PSPV-PSOE) utilizó la plaza del polideportivo, los vestuarios e instaló una carpa sin permiso municipal. Y alegan la existencia de un informe desfavorable de la Secretaría municipal al uso de dichas instalaciones para la boda, el pasado 9 de octubre. Esquinas, por su parte, niega el uso irregular y afirma que la Secretaría valoró que no existe una ordenanza municipal para regular ese uso particular de la instalación municipal.

El portavoz del PP pidió ayer la dimisión del alcalde de Castelló de Rugat, Antonio Esquinas, por «utilizar para su boda instalaciones municipales sin tener el permiso preceptivo». Daniel Bataller aducía el informe emitido por la Secretaría el pasado 4 de octubre, en respuesta a la solicitud del permiso por parte de la empresa de catering que servía el menú de la boda. La Secretaría emitía un informe desfavorable al permiso afirmando que «nos encontramos con una utilización anómala de los servicios públicos, por lo que no es procedente la concesión de licencia, ni la autorización de la ocupación ni utilización».

Los populares también alegan la existencia de un informe técnico que reclamaba la falta de documentación para la instalación de la carpa para la celebración de la boda. Así, según señala el PP, el informe técnico pedía a la empresa solicitante del permiso «una memoria descriptiva del espectáculo o la actividad a la que se destina la instalación, con la inclusión de los datos del titular, aforo, justificación del emplazamiento propuesto e incidencia de la instalación en el entorno», indican.

Piden la dimisión del alcalde

El portavoz popular censura que el alcalde celebró su boda en estas instalaciones «pese al informe contrario de la Secretaría municipal, que estamos seguros que conocía», recalcan. Por ello, Daniel Bataller afirma que «la dimisión es el único camino que puede emprender el alcalde para no ensuciar la imagen del pueblo de esta forma», y advierte que el PP baraja emprender «acciones legales».

Ante estas acusaciones, el primer edil de Castelló de Rugat respondió ayer con un vídeo (se puede ver íntegro en la página web de Levante-EMV) y señala que para celebrar su boda el pasado 9 de octubre, acudió a un restaurante de la localidad que utiliza la plaza, una plaza donde se han realizado «cenas de jubilados, del fútbol, de la lucha contra el cáncer sin ningún problema», señala Esquinas. El alcalde añade que la empresa pidió el permiso al ayuntamiento el día 2 de octubre «y yo no puedo dar la licencia, porque estoy implicado, y en ese expediente no tengo nada que ver», asegura. Ese mismo día 2 le requieren a la empresa la documentación para un evento «en el que no hay ninguna estructura física fija, por lo que solo es una declaración de responsabilidad». El día 4 la empresa presentó la documentación y ese día la Secretaría emite una valoración en la que pone de manifiesto que «no existe ninguna normativa municipal ni ordenanza que regule el uso anormal o fuera de lo que está destinado», indica Esquinas, que admite que al no haber ordenanza, la Secretaría dice que «se podría desestimar ese permiso». El alcalde asegura que este informe no se notificó a la empresa y el día 9 de octubre «me caso». El 16 de octubre el técnico pide la memoria del evento que iba a celebrarse «y el certificado de finalización, que es cuando se acaba la actividad, por lo que no se podía informar antes».

Esquinas denuncia que el PP de Castelló de Rugat utiliza «noticias falsas, populismo y mentiras» contra él, y afirma que su gestión «es honrada; nunca me he beneficiado de mi cargo». Manifiesta que es «víctima de una persecución del PP», a quien anima a emprender medidas legales, y que «si no lo hacen y siguen estas injurias las consecuencias jurídicas serán para ellos», concluye el munícipe.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook