26 de marzo de 2020
26.03.2020
Levante-emv

Ontinyent pide a sus ciudadanos un "uso responsable" del servicio de basuras

La concejal de Sostenibilitat advierte que las conductas incívicas pueden ser sancionadas con hasta 600 euros y ponen en peligro la seguridad de las personas

26.03.2020 | 17:45
Sayo Gandia, concejal de Sostenibilitat de Ontinyent, en una imagen de archivo

La regidora de Sostenibilitat del Ayuntamiento de Ontinyent, Sayo Gandia, ha recordado a la ciudadanía la obligación de hacer un uso responsable del servicio de retirada de basura, después de detectarse varios casos de conductas incíviques que pueden ser sancionadas con multas de hasta 600 euros.

La regidora explicaba que están registrando "algunos casos de personas que no está cumpliendo con la normativa ni comportándose con la responsabilidad necesaria de cara a un servicio imprescindible como el de la retirada de basura. Son conductas que ponen en peligro la seguridad de las personas que trabajan en el mismo, en un momento en el que están haciendo un esfuerzo extraordinario por el bien de todas y todos".

Gandia recordaba en este sentido que es obligatorio sacar la basura debidamente cerrada en bolsas anudadas y dejarla a la puerta de casa, y que las comunidades de vecinos tienen que sacar obligatoriamente el contenedor comunitario, quedando además totalmente prohibido dejar bolsas de basura o envases fuera de los contenedores de reciclaje. La regidora ha aclarado que en los lugares del casco urbano donde se han retirado los contenedores no pueden dejarse los residuos, tal como se ha hecho constar en placas informativas en estos espacios.

Sayo Gandia advertía que "los lugares donde se están produciendo estas conductas son fácilmente localizables" y de que "va a aumentarse la vigilancia en estos espacios y las sanciones para incumplir los horarios, la forma o el lugar donde que se saca la basura de casa pueden ser de hasta 600 euros", reiteraba la concejal. Con todo, Gandia destacaba que "el cumplimiento de la normativa no tendría que ser una cuestión de temor a una sanción, sino de responsabilidad social y ciudadana. Son momentos muy delicados, hay muchas personas que están trabajando llevar para mantener servicios esenciales como este, y hacer un uso responsable de este y de todos los servicios públicos no solo es una obligación, es una imperiosa necesidad. Cumpliendo con las recomendaciones de higiene y distancia entre las personas no tiene por qué haber ningún problema al echar la basura como se ha hecho hasta ahora", concluía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook