Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aielo y la Mancomunitat negocian el pago de la deuda de 115.385 € del consistorio

Trazan un calendario de pagos

Un contenedor de basura repleto, en una calle de Aielo, en una imagen de archivo. | PERALES IBORRA

El Ayuntamiento de Aielo de Malferit y la Mancomunitat de Municipis de la Vall d’Albaida negocian un plan de pago de la deuda que el consistorio arrastra con el organismo comarcal por los impagos de las cuotas del servicio de recogida de basura de años pasados. Una deuda histórica que asciende a 115.385 euros y que el ente que preside Vicent Gomar reclama. Las dos administraciones negocian una vía para hacer efectivo el pago, que el alcalde de Aielo, Juan Rafael Espí, confía en poder dejar saldado «esta legislatura. Estamos buscando la fórmula para dar solución al problema, esta semana nos reuniremos pero lo importante es que hay predisposición de las dos partes a llegar a un acuerdo», afirmaba ayer.

Las cuotas pendientes de pago por el servicio de la recogida de la basura concentran la mayoría de los 115.385 euros que se adeudan. Unos 69.000 € corresponden a las cuotas de la basura de 2014, que el anterior alcalde, José Luis Juan Pinter (PP), recurrió ante el juzgado de València, que ya falló en contra de los intereses municipales e instó a pagar a la mancomunidad. A estos se añaden otros recibos no satisfechos de la recogida de basura de los años 2013 y 2018; y deudas de los servicios de Arxiu, la perrera y el Projecte Trèvol (que trabaja por la formación e reinserción social de las personas con discapacidad). Por este último servicio se adeudan 14.514 € de 2008.

El presidente de la Mancomunitat de la Vall, Vicent Gomar, explicaba ayer a Levante-EMV que Aielo es uno de los tres municipios que mantiene deuda histórica (de legislaturas pasadas), junto con Ontinyent y Montaverner. En el caso de Aielo, Gomar ponía de manifiesto que «estamos buscando fórmulas para que Aielo pague la deuda» y expresaba su «agradecimiento al consistorio por la predisposición a liquidarla». La mancomunidad ya acordó con el Ayuntamiento de Albaida el pago de una deuda histórica de 1,3 millones de euros. En este caso, el consistorio albaidense trasladó la deuda a Caixa Ontinyent, que abonó todo el importe a la mancomunidad, y el consistorio estableció con la entidad bancaria un calendario de pagos hasta 2030. Vicent Gomar manifestaba ayer que «la fórmula de Albaida sería la ideal», ya que la mancomunidad ingresa inmediatamente y en un solo pago todo el importe, pero en el caso de Aielo, el consistorio —y la mancomunidad también lo aceptaría, al no ser una cuantía tan elevada como Albaida— apuesta por fijar un calendario de pagos que permita al consistorio liquidar el pasivo a lo largo de esta legislatura (hasta 2023).

Deuda heredada

El alcalde de Aielo apuntaba ayer a «un pago a plazos, con una solución que no afecte económicamente en exceso al ayuntamiento, pero que nos permita liquidar la deuda lo antes posible». Juan Rafael Espí evidenciaba que el problema «nos lo hemos encontrado, es una deuda heredada, pero asumimos que tenemos que afrontarla. El servicio se ha prestado, los ciudadanos han pagado los recibos y el ayuntamiento ha ingresado el dinero, aunque no lo haya abonado a la mancomunidad». Lamentaba, en alusión al anterior gobierno, que «se presuma de buena gestión cuando aparecen estas cosas», concluía Espí.

Compartir el artículo

stats