Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bocairent aplaza las fiestas de Sant Blai y Ontinyent prevé un Mig Any con mascarilla

Las nueve comparsas, la junta local, el ayuntamiento y la parroquia acuerdan postergar hasta 2023 los festejos de Moros y Cristianos

Imagen de archivo de un acto de las fiestas de Moros i Cristians de Sant Blai en Boicarent. | AJ. BOCAIRENT / JUAN SANZ

La avalancha de contagios registrada durante las últimas semanas en la Vall d’Albaida ha causado que Bocairent se quede de nuevo sin sus fiestas de Moros i Cristians. Las nueve comparsas, la junta local de Sant Blai, la parroquia y el ayuntamiento acordaron ayer aplazar de nuevo los festejos, que no se retomarán hasta la edición de 2023. Ya son dos años sin los actos sociales. La pandemia no ha dado tregua.

La decisión se oficializó ayer en una reunión en la que se concentraron representantes de todas las partes implicadas. Xavier Molina, alcalde de Bocairent, atendió a Levante-EMV y expuso que no es un escenario fácil de digerir: «Es una medida de consenso. Optamos por la prudencia. Es una decisión difícil y también dolorosa, pero al final es la postura más responsable y prudente». «Era complicado que los formatos habituales se pudieran llevar a cabo y la gente ha optado por la prudencia. Guardaremos las energías y esperaremos volver en 2023», apostilló el primer edil.

Joaquín Carbonell, presidente de la Junta de Sant Blai, también refrendó la postura común: «las ‘filaes ‘ ya optaron de forma mayoritaria por la cancelación. Ahora hemos oficializado esa decisión. A su vez, se mostró partidario de esperar al «Panellet», que tiene lugar a finales de julio: «Es como nuestro Mig Any. Queremos que entonces las comparsas sí salgan a la calle y puedan desfilar, además de hacer un encuentro de hermandad. Tras dos años, la gente tendrá ganas de fiesta. Eso seguro».

Planificación en Ontinyent

En Ontinyent, sin embargo, ya están planificando los festejos de Mig Any. Y, al contrario que en Bocairent, la perspectiva inicial pasa por coordinar varios actos. Vicent Plà, presidente de la sociedad de festeros, se mostró esperanzado en que la curva de contagios se aplane: «Los expertos dicen que en dos semanas los datos pueden bajar mucho y eso es lo que esperamos. De momento, hemos planificado un desfile con mascarilla obligatoria y siguiendo todos los protocolos de las autoridades sanitarias», explicó.

«Venimos de un año y medio sin festejos y esperamos poder salir a la calle. Con prudencia, claro está. Tenemos que trabajar con cierta antelación, más aún en los tiempos que corren. Nuestras intenciones actuales pasan porque sí se hagan los actos del Mig Any», expuso Plà. El primero de los eventos tendrá lugar el viernes 28 de enero, con la presentación del boletín de fiestas. También se han programado varias conferencias, una de ellas protagonizada por el nadador David Meca.

El portavoz de los festeros explicó que son citas que actualmente se pueden organizar sin problemas: «Hablamos de eventos que no son multitudinarios, no se concentra una gran masa de personas. Actualmente, también trabajamos para que se haga el desfile con la mascarilla obligatoria. No se podrá fumar ni beber, pero no porque lo prohiba la junta, sino porque el lo que mandan las normas sanitarias».

Compartir el artículo

stats