Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Xàtiva baja el volumen a la Fira para visibilizar el autismo

Las paradas y las atracciones apagan la música en un gesto por la inclusión de las personas con TEA - Axatea pide más empatía con el colectivo

Axatea organizó ayer talleres y actividades en el Real de la Fira. | MARIOLA SÁNCHEZ

Toda la música se apagó ayer durante cinco horas y media en el recorrido comercial y en la zona de las atracciones de la Fira d’Agost para brindar a las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) la oportunidad de disfrutar con plenitud del evento, tratando de minimizar los estridentes sonidos que tanta ansiedad generan a los niños. La iniciativa, instaurada por primera vez en 2019, busca visibilizar una problemática todavía incomprendida por gran parte de la población.

La presidenta de Axatea, con el portavoz de los feriantes, la Reina de Fira y la corporación municipal. | LEVANTE-EMV

«Aún nos queda mucho por avanzar, porque la gente sigue sin terminar de ver la necesidad de este día y falta mucha empatía: no ven cómo son las cosas y lo que sufren para divertirse un poco», señala Isabel Aguado, que tiene un hijo con Asperger y preside Axatea, una asociación nacida en Xàtiva con familiares de varias comarcas que lucha por normalizar y derribar mitos sobre el TEA.

Aguado agradece a los feriantes y al ayuntamiento la jornada sin ruidos de ayer, un «pequeño logro» que para las familias supone «un mundo» en el camino hacia el objetivo de hacer más llevadera la vida a las personas que sufren el trastorno. La asociación fue la protagonista de la programación este jueves, con la organización de una serie de talleres de papiroflexia y otras actividades que atrajeron a un nutrido número de gente.

Una Fira integradora

En la inauguración de la «Fira sin ruido» participó Aguado, junto al representante de los feriantes del evento, Pedro Tortosa, la Reina de la Fira, Patricia Iborra, y el alcalde de Xàtiva, Roger Cerdà. «La Fira es un escaparate y colaborar con una jornada como esta es importante para poder visibilizar la problemática de las personas con TEA, que sufren con determinados ruidos estridentes como los que se producen en las fiestas y hacen que no puedan disfrutar plenamente», destacó este último, para quien la iniciativa es «una manera de concienciar a la población y de evidenciar que esta es una feria integradora». Cerdà incidió en la voluntad municipal de que la jornada sin ruido perdure en el tiempo. Una mayor inclusión es lo que piden desde Axatea. «En los colegios de primaria está costando bastante, y en secundaria un montón. Estamos peleando mucho para que haya una igualdad de derechos, pero no se termina de ver la problemática que existe. Segregando a las personas con TEA no se consigue nada», señala la presidenta del colectivo, para quien todavía faltan muchos medios y recursos en la administración.

Compartir el artículo

stats