La ermita de Sant Esteve ya tiene su "falsa campana"

Los trabajos de fabricación se están realizando en un taller especializado ubicado en una localidad cántabra

La campana de la ermita de Sant Esteve en Ontinyent fue robada a finales del pasado mes de julio. Luego, se coordinó una campaña de recaudación de fondos con el objetivo de fabricar una nueva pieza. Ayer, la asociación de Llumeners confirmó que «si se cumplen los plazos establecidos, la nueva campana bendecida el próximo 26 de diciembre (día de Sant Esteve) en la parroquia de Sant Rafael de Ontinyent».

Así, el proyecto está cumpliendo diferentes fases. Una vez finalizado el proceso de diseño -en que también ha colaborado la colla de campaners de la capital de la Vall d'Albaida- se ha pasado a la fase de fabricación de la campana. Los trabajos se están llevando a cabo en el taller especializado “Hermanos Portilla» ubicado en la localidad de Gajano, en Cantabria. 

Molde exterior

El último paso realizado ha sido la fabricación de la «falsa campana» que servirá para dar forma al molde exterior de pieza definitiva, que se fundirá en bronce dentro de poco. «Desde la asociación de Llumeners queremos dar, una vez más, las gracias a todos aquellos que colaboraron, con sus donativos, para poder iniciar el proceso de sustitución de la campana robada hace unos meses», apostillaron las fuentes consultadas. De momento, no se ha informado de la marcha la investigación iniciada por la Guardia Civil.