Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cómic USA

Alitha Martínez: "Aún escucho demasiados noes por ser mujer"

Ilustradora de Iron Man y X Men, charla en el Aula del Còmic sobre su condición de dibujante afrolatina - También ofreció un taller en la UPV

Alitha Martínez, minutos antes de su charla en el Aula del Còmic celebrada en la Nau.

Alitha Martínez, minutos antes de su charla en el Aula del Còmic celebrada en la Nau. m. a. montesinos

Iron Man, X-men: Black Sun, Heroes, Batgirl, Los 4 Fantásticos Marvel Age, Black Panther... Los lápices de Alitha Martínez han estado y siguen estando detrás de algunas de las mejores series de superhéroes de los últimos años. Algo que ya es de por sí valioso, pero que lo era todavía más cuando esta norteamericana hija de inmigrantes empezó a trabajar en la década de los 90 como asistente de Joe Quesada, dibujante entonces en DC y ahora editor jefe de Marvel.

«Cuando empecé, no había modelos femeninos, ningún ejemplo al que seguir», señalaba ayer Alitha en València, donde asistió por la tarde a un encuentro organizado por el Aula de Còmic de la Universitat, que tuvo lugar en la Nau, y por la mañana a un taller de la Politécnica con alumnos del Grado de Diseño y Tecnologías Creativas.

«Hace 20 años no había modelos femeninos, ningún ejemplo al que seguir. El sector era 100 % masculino y muy hermético -explicó la ilustradora-. Nadie me enseñó. Tuve que ser autodidacta. Siempre a la sombra de los dibujantes, hasta que alguien descubrió mi talento y me rescató de la segunda fila».

En la charla en la Nau, moderada por el experto en cómics Álvaro Pons, Martínez conversó sobre su obra y trayectoria, en el contexto del cómic mainstream americano y la influencia de su condición de autora latino-afroamericana, así como de sus proyectos más personales.

Hija de inmigrantes de hondureños y brasileños, la artista recordaba ayer las «cientos de veces» que escuchó la palabra «no» antes de pasar a la primera fila de la industria del cómic, en la que hoy es considerada una de las ilustradoras más veteranas. «'No puedes hacer eso', 'no hay mujeres artistas', 'las chicas no dibujan así'» recordaba Martínez como algunas de las frases habituales que escuchaba en sus inicios.

«Todavía hoy sigo escuchando demasiados 'noes'. Yo lucho para que nuestras hijas no tengan que enfrentarse a un mundo tan hostil como el que yo me encontré, no solo en el cómic, sino en todos los ámbitos de la vida. Eso es lo que trato de cambiar. Y todo empieza y termina con el arte. Porque una sociedad, una civilización, es recordada por su arte», concluyó Martínez, según recoge un comunicado publicado ayer por la UPV.

Actualmente, Alitha Martínez está trabajando en la nueva entrega de Moon Girl, uno de los últimos personajes llegados al universo Marvel. De hecho, la ilustradora ha viajado a España con los originales en la maleta y les dedica los ratos muertos en el hotel.

Tal como indica la UPV, la historia de esta increíble niña afroamericana de 9 años, que se reivindica como «la mayor inteligencia del mundo», ha roto esquemas en el mundillo del comic. El número 1 fue lanzado en 2016 y, a pesar de su corta historia, ha alcanzado ya más de 20 álbumes, y se rumorea su adaptación a serie de dibujos animados de Disney con la producción de Laurence Fishburne.

Martínez dedica casi las 24 horas del día al dibujo. «Duermo muy poco, unas cuatro horas diarias. Trabajo sin parar y, por eso, disfruto enormemente de estos ratos diferentes, los encuentros con los alumnos o con el público. En este viaje, además, estoy aprovechando para descubrir mis raíces hispanas».

Según explicaba ayer la Universidad Politécnica en su comunicado, a la autora norteamaricana le ha sorprendido el nivel de los alumnos con los que ha compartido el taller de diseño gráfico, ilustración, animación 2D y 3D, infografía, diseño de sitios web. Martínez aconsejó a los alumnos «dibujar todos los días. Yo lo hago siempre, sin excepción. Cuando estoy bien, cuando estoy enferma. Espero hacerlo incluso en mi lecho de muerte. Por afición y por disciplina. Alcanzar el éxito es difícil, una probabilidad de uno entre cien. Las metas solo se logran con dedicación, esfuerzo y perseverancia».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats