Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Exposición

La tragedia que nació del barro

El Museo de Bellas Artes reúne 34 esculturas del artista valenciano José Ginés sobre la matanza de los inocentes - Las obras proceden de la Real Academia de San Fernando y fueron encargadas por el rey Carlos III para el belén de su hijo

Las imágenes muestran escenas de la matanza de niños encargada por el rey Herodes.

Las imágenes muestran escenas de la matanza de niños encargada por el rey Herodes.

Bebés muertos, madres desesperadas por salvar las vidas de sus hijos o justicieras de asesinos de niños. Son algunas de las imágenes que el escultor José Ginés (Polop de la Marina, 1768-Madrid, 1823) creó entre 1789 y 1794 por encargo del rey Carlos III para el belén de su hijo, el futuro Carlos IV.

Estas piezas, un total de 34 obras (33 esculturas y un dibujo), se exhiben ahora en el Museo de Bellas Artes de València en la exposición «La matanza de los inocentes». Todas ellas forman parte del «Belén del príncipe», un conjunto de 6.000 figuras de barro cocido policromado, que representan diferentes escenas del pasaje evangélico de la degollación de los inocentes. Las esculturas se presentan tanto en grupos escultóricos como representaciones de personajes aislados.

Amparo Carbonell, comisaria de la muestra -cuya totalidad de las obras proceden de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid- explicó ayer durante la presentación de la exposición que «nadie como Ginés llega a ese nivel de traducción de la realidad», señaló en alusión al dramatismo en las expresiones, escorzos casi imposibles y tratamiento de los materiales del escultor valenciano. «Transforma el barro en tela, en piel y carne. Nos permite recrear la tragedia», alabó la también escultora, quien ha comisariado esta selección junto al historiador del Arte Felipe Garín.

Carbonell presentó la muestra, que se puede visitar hasta el 3 de mayo, junto al director del museo, Carlos Reyero, y el presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de València, Manuel Muñoz, y coordinador de la exhibición. Para Muñoz esta muestra es -«muy actual» ya que pone de manifiesto «la lucha de la maternidad por defender a sus hijos». El presidente de la institución puso de manifiesto también la «violencia extrema» que desprenden las figuras de Ginés.

Mientras, Reyero reivindicó la figura de Ginés como «imprescindible en la escultura del siglo XVIII y moderna». Destacó de estas piezas su capacidad de «explicar las emociones a través del cuerpo» o «visibilizar el dolor y la tragedia».

Estas obras ingresaron en la academia madrileña tras la incautación en 1837 de los bienes del infante don Carlos María Isidro de Borbón (1788-1855), pretendiente a la corona tras la muerte de su hermano Fernando VII. En total, son 47 los grupos de figura de barro policromado que forman el mayor conjunto de todos los que formaron parte del belén.

San Carlos entrega su Medalla a San Fernando

La Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de València entregó ayer su Medalla al Mérito a la de San Fernando. El director de la institución «hermana» de Madrid, Fernando de Terán Troyano, fue el encargado de recoger la distinción de la academia valenciana. El acto tuvo lugar en el salón de actos de la Real Academia de Bellas Artes y el «laudatio» corrió a cargo del vicepresidente de la academia valenciana, Álvaro Gómez-Ferrer.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats