Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las cifras de la cultura en la estacada

Un estudio revela que casi la mitad de las empresas artísticas valencianas tendrán que reducir sus plantillas y cerca del 9 % cesar su actividad

Raúl Abeledo, director del estudio, y José Luis Pérez Pont, director del Centre del Carme.

Raúl Abeledo, director del estudio, y José Luis Pérez Pont, director del Centre del Carme. uv

El preocupante momento que vive el sector de la cultura en la Comunitat Valenciana por culpa del coronavirus y el pesimismo de sus trabajadores y empresarios ante el futuro que espera también se plasma en cifras. A principios de esta semana Levante-EMV publicaba los resultados de un informe de la asociación de promotores Musicprocv en el que se recogía que solo uno de cada 10 organizadores de conciertos cree que podrá sobrevivir a la práctica paralización de la música en vivo por culpa de la pandemia. Los promotores cifran en 54,6 millones de euros las pérdidas por la cancelación de 10.695 conciertos este año en la Comunitat Valenciana.

Ayer, el Centre del Carme acogió la presentación de otro informe que amplía el foco sobre todo el sector empresarial de la cultura valenciana (artes escénicas, visuales, diseño, patrimonio, gestión cultural, libros y literatura) y que sigue pintando un panorama azul oscuro casi negro, no sólo a consecuencia de la práctica suspensión de la actividad, sino por las restricciones impuestas para evitar una segunda oleada del virus.

Así, el informe elaborado por la Universitat de València a partir de 410 encuestas realizadas a organizaciones y agentes culturales valencianos entre el 16 de abril y 17 de mayo, indica que el 75,37 % de los profesionales espera perder ingresos respecto a lo previsto en el segundo trimestre de 2020 (abril-junio), algo por otra parte lógico tras tres meses de encierro y seguramente extensible a todos los sectores. Lo más preocupante es que de todos los encuestados, el 35 % considera que perderá más de tres cuartas partes de los ingresos que había previsto y que únicamente el 4,63% de los agentes culturales encuestados afirmaron que para el segundo semestre no tendrían pérdidas de ingresos.

El estudio del equipo de Econcult de la UV, dirigido por Raúl Abeledo, recoge también que el 92,93% considera que se verá afectado a largo plazo por las medidas de confinamiento. El 9 % cree que tendrá que cerrar y el 45,85 % que tendrá problemas de solvencia, lo que les obligará a realizar reducciones en sus plantillas para poder seguir adelante, con la consecuente pérdida de ocupación cultural que esto supondrá.

Como siempre ocurre, los hay quienes sufren más las crisis que otros. En relación con los ajustes de plantilla, destacan como subsectores más afectados los de gestión cultural (40%) y libros, literatura y lectura (23,53%). Los menores porcentajes los presentan artes visuales (9.59%) y otras disciplinas (9.30%). Por su parte, los subsectores multidisciplinarios y las artes escénicas son los que más han tenido que reducir su actividad.

Los encuestados también han puesto de manifiesto los problemas que están teniendo para recibir las ayudas que las distintas administraciones se habían comprometido a entregar para paliar los efectos de la crisis. Sólo un 7,32% de los encuestados señala haberla recibido en el momento de realizar la encuesta y un 42,20% no tiene acceso a ayudas de ningún tipo. El 75% considera «claramente insuficiente el apoyo público».

A raíz de estos y otros resultados de la encuesta, los responsables del estudio auguran un «escenario desfavorable» para la cultura valenciana a medio plazo «caracterizado por la pérdida de autonomía del sector cultural y una creciente instrumentalización por parte tanto del mercado como del Estado. Un escenario que podemos sintetizar como el de una aproximación a la cultura como un lujo reservado para unas determinadas élites por su producción y consumo».

Compartir el artículo

stats