Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Renovación

El Pati Gòtic del Palau de la Generalitat actualiza sus elementos de iluminación

Los trabajos de mejora limpiarán las molduras de los artesonados, retirarán todas las piezas impropias y se instalarán leds ? Las cuatro puertas góticas del vestíbulo contarán con minifocos y habrá un alumbrado especial para los actos protocolarios

El palacio más poderoso de los valencianos se acicala. Han empezado los trabajos para limpiar las molduras de los artesonados que hay en los vestíbulos del Palau de la Generalitat junto al Pati Gòtic. Unas reformas que van a servir también para actualizar y mejorar la iluminación de la entrada a la sede de la Presidència del Consell.

Como monumento protegido y uno de los mejores ejemplos del gótico civil valenciano, las reformas redactadas por el estudio del arquitecto Josep Martí García cuentan con el informe preceptivo del Servicio de Patrimonio de la Generalitat.

Lo primero ha sido retirar «El Cercle Berninià», la escultura de Andreu Alfaro que se instaló el octubre pasado en el Pati Gòtic, una silueta de un círculo tridimensional abierto de acero inoxidable y cinco metros de diámetro, que dota al vestíbulo principal del palacio de una libertad visual más contemporánea.

Está previsto que los trabajos de actualización concluyan en un mes, y por eso se han programado durante estos días de agosto. Cuando terminen el Pati Gòtic mostrará una nueva estética lumínica, además de ocultar los elementos impropios, y será más sostenible, ya que se va adaptar todo el alumbrado al sistema led.

El proyecto de mejora de iluminación realizado por el despacho del arquitecto Josep Martí retirará todas las instalaciones que se han sobrepuesto durante los años, desde los farolillos de hierro de los años cincuenta hasta los focos más recientes.

En el Pati Gòtic coexisten lámparas de halógenos, halógenos metálicos, tubos fluorescentes de bajo consumo y algunos leds recientes. Un descontrol que provoca un cierto desequilibrio cromático con áreas del vestíbulo muy iluminadas con diferentes colores de luz.

Luz cenital

La actualización eliminará la mayoría de las instalaciones eléctricas que ahora están a la vista. Y consiste en instalar una iluminación cenital con 14 focos de óptica refractiva colocados a continuación del tubo de acero inoxidable de la cubierta del patio. De esa manera se conseguirá alumbrar tanto los paramentos laterales del Pati Gòtic como el suelo de su espacio central.

Habrá una iluminación de acento sobre las cuatro puertas góticas que dan acceso al Estudi Daurat Gran, al Daurat Xic, a la antigua Escrivania y al Estudi Vell, con mini focos para que pasen desapercibidos.

Además se instalará una iluminación especial para los actos protocolarios que se realizan en el Pati Gòtic. El proyecto indica que todos los agujeros de los desmontajes de las lámparas existentes serán tapados por restauradores diplomados.

Arcos históricos

La «Diputación» de la Generalitat se reunió por primera vez en 1421 en casa del notario Jaume Desplà de la calle Cavallers. Un año después los diputados compraron todo el inmueble, fijando de esa manera el núcleo inicial del Palau de la Generalitat. En 1481 se realizaron las primeras ampliaciones importantes en aquella primera vivienda.

Fue en 1509 cuando se construyen los muros de la Escrivania y los arcos del Pati Gòtic. Desde entonces y a lo largo de la historia el Palau de la Generalitat ha vivido sucesivas reformas hasta llegar a su estado actual. Ahora tendrá una iluminación del siglo XXI.

Compartir el artículo

stats