Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MÚSICA CRÍTICA

Marc Minkowski, rey de todos

El Palau abre la temporada de primavera con Les Musiciens du Louvre y Marc Minkowski

El Palau abre la temporada de primavera con Les Musiciens du Louvre y Marc Minkowski

Arthur Miller entendía a Mozart como «la felicidad antes de que fuera definida». Hermosa imagen de quien, a los 15 años, puso en pie un drama como Mitridate, re di Ponto.

Apuesta valiente de la dirección artística de Les Arts que convino escuchar para entender el talento de aquel futuro genio aunque sea una obra menos «atractiva».

Fuera por el momento sanitario, por lo inhabitual del título o por darse en versión concierto, fue un pinchazo de taquilla como pocos que se recuerden. Una lástima por la excelencia de Les Musiciens du Louvre, un ensembe de 30 músicos (4 españoles: R.Gutiérrez, oboe; P.Gutierrez, violín; E. Joglar, cello y el valenciano Jairo Gimeno, trompa) quienes gracias a la batuta vibrante de Marc Minkowski (París, 1962) no dio tregua en su rutilante versión, contando con unos solistas solventes que, sin llegar a escenificar mínimamente la acción, se mostraron desenvueltos en su ir y venir por la escena.

Mitridate no es una obra maestra pero sorprende la destreza del joven Mozart, aun inmaduro para entender la tragedia del Rey de Ponto y las intrigas de palacio, que ya se mostraba admirable en unas arias y dúos de elegante línea, no exenta de dificultades técnicas: en aquel momento eran las voces las que controlaban las producciones (ahora son los directores de escena).

Puso Minkowski orden, disciplina y ritmo a la partitura. Dirige en vertical y horizontal, dosificando el fraseo, sin dejarse avasallar por las dinámicas y respetando a los cantantes: Julia Fuchs comenzó con inseguridades, que pronto solvento. Hermoso el timbre de Adriana Gignani-Lesca como Arbate; Espléndido Antoine Beno-Dijan, aplicado alumno de Jaroussky, como Farnace. Se aplaudió con ganas a Michael Spyres como Mitridate, aunque su estilo belcantista, no sea el mas adecuado a este rol. Elsa Dreising y Sarah Aristidou, -Sifare e Ismene- defendieron sus arias con buen estilo vocal mientras que a Cirylle Dubois, como Marzio, le tocó la parte menos agradecida. Lastima que sea el único Mozart de la temporada.

Compartir el artículo

stats