Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Paco Roca: "El cómic es mi manera de entender las cosas y de empatizar con las personas"

"Necesitamos saber de dónde venimos, cómo eran nuestros ancestros"

Paco Roca: "El cómic es mi manera de entender las cosas y de empatizar con las personas"

Paco Roca: "El cómic es mi manera de entender las cosas y de empatizar con las personas"

El dibujante valenciano ha vuelto a dar un salto al vacío. Después de contar la historia de vida de su padre en La casa, el historietista ha querido sumergirse en la biografía de su madre en Regreso al Edén, el cómic que llega a las librerías el próximo jueves y que compone una parte más de la identidad del Premio Nacional. «El cómic es mi manera de entender las cosas y de empatizar con las personas», señala.

La nueva novela gráfica del valenciano arranca con una obsesión, la de su madre con una foto antigua. En ella aparecen algunos de sus hermanos en la playa de Natzaret, donde según Roca, «acudían los pobres los domingos». Es una estampa feliz, que evoca tiempos aparentemente mejores. Sin embargo, lo que representa la foto es un Edén que esconde un infierno familiar. «No somos nada sin un pasado -apunta Roca-. Necesitamos saber de dónde venimos, cómo eran nuestros ancestros. Regreso al Edén, como La casa, es mi forma de buscar mi identidad, de comprender mejor mis orígenes y por tanto a mí mismo, porque te ves retratado en diferentes personajes. Yo veo el cómic como una forma de entender las cosas, de empatizar con los personajes para entender sus motivaciones. Y en este caso me ha ayudado a comprender más a mi madre y la burbuja que se creó sobre su familia alrededor de aquella foto».

Esa instantánea, según Roca, ayudó a su madre «a soportar el sufrimiento. Reinventó su pasado de miseria y se creó su propio Edén, aunque sabía que era falso, pero pensaba que podía reconstruirlo en el futuro».

El valenciano continúa trabajando alrededor de la memoria, fuente de gran parte de sus obras, como Arrugas, El invierno del dibujante, El ángel de la retirada o Los surcos del azar. Aunque en los últimos años, se ha centrado en su árbol genealógico. «La casa la hice porque mi padre acababa de morir y yo acababa de tener un hijo. Me di cuenta de que sabía en realidad muy poco de él más allá de las experiencias comunes y no quise que me pasase lo mismo con mi madre, quería entenderla. Así que empecé a grabarla a ella y también al resto de los mayores de mi familia para recopilar sus recuerdos de infancia y juventud», explica Roca.

No descarta plasmar el confinamiento en un cómic, pero según él «es pronto. Necesitamos perspectiva». De momento, está expectante por ver el resultado de la serie el «Tesoro del cisne negro», la adaptación de su cómic que estos días , rueda Alejandro Amenábar en Madrid.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats