Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un Sorolla dibujante

La Fundación Bancaja prepara una exposición que va desde trazos de sus años de juventud a los trabajos previos a sus obras más espectaculares

«Pareja preparada para 
salir» (1911).  levante-EMV

«Pareja preparada para salir» (1911). levante-EMV

Joaquín Sorolla fue un artista prolífico. Su vasto inventario de cuadros llevó consigo un «trabajo disciplinado y constante, que realizaba antes de acometer un gran cuadro», señalan desde la Fundación Bancaja, que en octubre inaugurará la exposición «Sorolla. Dibujante incansable». La muestra, producida por el Museo Sorolla y la Fundación Museo Sorolla con la colaboración de la Fundación Bancaja, descubrirá al público una parte de la producción del pintor valenciano menos conocida pero en la que fue muy prolífico con la creación de más de 8.000 dibujos.

La Fundación Bancaja descubrirá los dibujos más desconocidos de Sorolla Begoña Jorques. València

La exposición, comisariada por Inés Abril Benavides y Mónica Rodríguez Subirana, mostrará por primera vez en València un centenar de dibujos procedentes en su mayoría del Museo Sorolla. «A través de este conjunto pueden verse los usos que el pintor le dio al dibujo. No solo lo utilizó como paso previo a su obra. También lo usó como fin, como puro entretenimiento y para guardar recuerdo de aquellos a quienes más quería: su familia», dicen desde el centro cultural de la plaza de Tetuán.

El recorrido expositivo se estructura en cuatro secciones. En «La línea en el inicio» se exponen dibujos realizados en sus años de juventud cuando acaba de terminar sus estudios en la Academia de Bellas Artes de San Carlos. En ellos predomina el paisaje tomado directamente del natural. Su formación académica y su paso por Roma le ayudaron a obtener una disciplina estricta en relación al dibujo, mientras que la influencia de sus maestros y artistas marcaron su modo de hacer. En estos momentos explora con técnicas como lápiz o carboncillo, acuarela, tinta o gouache, que utilizará ya durante toda su carrera.

La Fundación Bancaja descubrirá los dibujos más desconocidos de Sorolla Begoña Jorques. València

Los Sorolla, en la intimidad

La sección «Dibujo, familia, hogar» incluye dibujos de su entorno familiar. Su mujer y sus hijos son algunos de los protagonistas. «Estos dibujos son de los más bellos, nos presentan a la familia de Sorolla a través de sus ojos. Son puro entretenimiento, y en muy pocas ocasiones serán estudio para una obra posterior», señalan desde la Casa Museo del pintor en Madrid.

En «Grandes obras, grandes dibujos» se muestran algunos de los dibujos preparatorios más espectaculares del artista. Destacan los grandes estudios de figuras individuales para escenas cuya composición completa analizará en cambio en pequeños dibujos. «Esta selección de dibujos, realizados sobre papel oscuro de gran formato, posee cualidades plásticas innegables. Tanto si se trasladaron exactamente al lienzo como si fueron utilizados para ensayar, tienen un doble valor: por sí mismos y por ser una muestra del proceso creativo del artista», apuntan.

El recorrido concluye «La ciudad moderna», donde se pueden contemplar escenas urbanas de ciudades como Nueva York o Chicago, muy frecuentes en sus dibujos, aunque poco en su óleos. El dibujo parece alcanzar su máxima expresión en 1911, durante el segundo viaje del pintor a EE UU. De ese viaje se conservan numerosos dibujos realizados en los restaurantes de los hoteles en los que se alojó, como puro entretenimiento mientras esperaba a que le atendieran, aprovechando casi siempre el reverso de las cartas del menú.

La exposición, que se presentó en el Museo Sorolla de Madrid de noviembre de 2019 a agosto de 2020, podrá visitarse en la sede de la Fundación Bancaja en València de octubre de 2021 a enero de 2022.

«Fifth Avenue, Nueva York» (1911). Vistas desde la ventana de un hotel en Nueva York.

Compartir el artículo

stats