Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

María García-Lliberós

"Escribo para entender el mundo, el absurdo en el que vivimos"

La escritora valenciana aborda en su última novela, «Más allá de la tristeza», temas poco habituales en la literatura como la infertilidad y las adopciones internacionales más difíciles

María García-Lliberós

La escritora valenciana María García-Lliberós bucea en su última novela, Más allá de las tristeza (Editorial Sargantana), en temas poco «trillados» por la literatura como la infertilidad, sus consecuencias en la pareja y las adopciones internaciones más complicadas. La también autora de Equívocos o Babas de caracol aborda la historia de Diego, un superviviente del holocausto peruano llevado a cabo por Sendero Luminoso entre 1989 y 1992, que es adoptado por Bernardo y Alicia, matrimonio de clase alta residente en España. Más allá de la tristeza cuenta, a través de los testimonios en primera persona, los intentos de construcción de una familia y de integración de Diego en una sociedad poco dispuesta hacia el diferente.

¿Cómo surge la historia de «Más allá de la tristeza»?

Los escritores observamos la realidad. Casi todas mis novelas son de ambiente contemporáneo y la chispa de esta novela fue la historia que me contó una amiga sobre un matrimonio muy enamorado y sin hijos, que había adoptado a un niño y la experiencia resultó problemática. He estudiado el tema con psicólogos y psiquiatras porque también hay adopciones más complicadas. Mi amiga me contó que al poco tiempo de adoptar el matrimonio se divorció, ella se quedó con la custodia y hubo un episodio en el que tuvo que intervenir la Policía porque el niño agredía a su madre. La historia me impresionó aunque la dejé aparcada por otros proyectos.

Es una historia dura la que trata en el libro.

Una de las cuestiones singulares de la obra es que tiene distintas voces, de tres personajes en primera persona y una omnisciente. El lector es el que debe encajar todas las piezas. Lo que se ve es una familia que intenta construirse pero no supo.

Se escribe poco de temas como la infertilidad, las adopciones internacionales más complicadas y todo ello con el acoso escolar también de fondo.

No conozco muchos antecedentes. Para el tema de la infertilidad he tenido que documentarme mucho en cuanto a los tratamientos. En ese sentido, he hecho un trabajo previo a al escritura bastante intenso.

¿Qué hay «Más allá de la tristeza»?

La vida y la esperanza.

¿Es muy diferente a lo que ha escrito anteriormente?

Todas mis novelas tratan de las relaciones humanas en la distancia corta. La familia es un núcleo de inspiración enorme. Esta se ha salido un poco de mi línea porque también incorpora algo de novela histórica. Todo lo que cuento del Perú de los años 80 y 90 y Sendero Luminoso son hechos reales.

¿Dónde busca la inspiración?

Suelo estar muy informada. Soy una lectora voraz de periódicos. También observo a la gente. Los escritores nos inspiramos en la sociedad en la que vivimos. Siempre conoces a alguien que te inspira. También escribimos para comprender el mundo, aceptar el absurdo en el que estamos metidos.

Casi como una terapia.

La literatura sirve para analizar. Suelo tardar entre dos o tres años en escribir una novela. De hecho, cuando acabé la novela tuve que rehacerla para incorporar la pandemia.

Los personajes, la historia y la forma de presentarlos son muy «audiovisuales». ¿Le gustaría ver a los personajes de «Más allá de la tristeza» en el cine o en Netflix?

Ojalá. Me encanta el cine y la series de televisión. Tengo buena disponibilidad para una adaptación audiovisual.

¿En qué está trabajando ahora?

Estoy en un periodo de promoción de esta novela y de relax. Ahora estoy buscando tema para la próxima novela.

Compartir el artículo

stats