Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"La imprudencia y la falta de supervisión causan los accidentes en los rodajes de cine"

Alec Baldwin mata a la directora de fotografía de su última película de un disparo

El actor estadounidense Alec Baldwin en una fotografía de archivo. | EFE

La «falta de supervisión» y la «imprudencia» son algunas de las causas de los accidentes durante los rodajes de cine, sobre todo, cuando hay armas de fuego en escena. Así lo asegura a Levante-EMV la coordinadora valenciana de utilería Paula Soriano, que ha trabajado para productoras como Vancouver Media, responsable de títulos como «La casa de papel» o «Sky rojo», donde la acción es el ingrediente principal.

«Los accidentes en los rodajes no son habituales, y es un milagro, porque cuando trabajas con mucha gente es difícil controlar que nadie se tome más libertades de las que se tendría que tomar», opina esta valenciana, a tenor de la fatídico accidente que ayer copó los medios internacionales.

El actor Alec Baldwin mató accidentalmente a la directora de fotografía de la película que estaba rodando, al disparar una pistola de atrezzo que supuestamente era de fogueo y que no sabía que estaba cargada.

Además de la mujer fallecida, identificada como Halyna Hutchins, de 42 años, los disparos también hirieron al director del filme, Joel Souza, de 48, que fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos del centro médico Christus St. Vincent, en las inmediaciones de Santa Fe, en el estado de Nuevo México (EE.UU.).

El incidente ocurrió en torno a las dos de la tarde en el Rancho de Bonanza Creek, donde se filmaban varias escenas del ‘western’ Rust, en el que Baldwin ejerce de productor además de protagonista.

Tras el trágico suceso el actor estadounidense de 63 años fue visto totalmente devastado, llorando y todavía sin poder creerse la triste noticia. Baldwin no podía creer que su pistola estuviera cargada con munición real: «¿Por qué me entregaron una pistola caliente?», preguntó, refiriéndose a una pistola armada con munición real.

La oficina de rodajes de Nuevo México indicó el pasado 6 de octubre que la filmación de ‘Rust’ empleaba a 22 actores, 75 técnicos y más de 230 figurantes, aunque se desconoce cuántos de ellos estaban presentes en el momento del suceso.

«Las personas que preparan el atrezzo suelen estar pendientes de los objetos cuando se va a rodar alguna escena, pero cuando son armas de fuego reales siempre tiene que haber un armero, que vela por el arma y la seguridad de todos los que están presentes en la escena», indica Soriano, quien ha elaborado armas para algunas producciones. Según ella, las ficticias suelen ser de goma o de plástico, aunque también se utilizan mucho las de fogueo, como la que iba a utilizar Baldwin. «El armero debe estar siempre muy cerca de la pistola para asegurarse de que no va a ser utilizada en ciertos momentos», señala Soriano, ya que se supone que el actor no debía haber utilizado un arma cargada.

No es la primera vez

Durante la producción de El Cuervo, el 31 de marzo de 1994, los restos de un casquillo de una bala de fogueo quedaron atrancados dentro del cañón de una de las pistolas de atrezzo del filme. Esto hizo que, cuando el actor Michael Massee disparó de nuevo el arma, el residuo metálico saliera expulsado, como un proyectil, que impactó de forma mortal en el abdomen del actor Brandom Lee, quien se encontraba a menos de cinco metros de él.

El avanzado estado del rodaje de El Cuervo hizo posible que el filme pudiera terminarse utilizando dobles de Lee, metraje ya filmado y unos rudimentarios efectos digitales, la producción de Rust ha quedado suspendida de manera indefinida. La investigación está en curso para esclarecer qué ha pasado y qué tipo de proyectil tenía el arma, que no se sabe si se utilizó durante la grabación de una escena o en un ensayo.

Compartir el artículo

stats