Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Joyce DiDonato Mezzosoprano

'Hace tiempo que dejé de preocuparme por lo que piensan los demás'

La mezzosoprano Joyce DiDonato se sube hoy al escenario de Les Arts con 'Winterreise' de Schubert

La mezzo estadounidense Joyce DiDonato.

Se inició en el canto en el coro de una iglesia y ahora está considerada como una de las mezzos más talentosas del panorama actual. Sin pelos en la lengua, Joyce DiDonato es un imán para los periodistas, pero también para los espectadores. Hoy tendrán la oportunidad de disfrutar de su voz en el Palau de les Arts con el ciclo de Lied 'Winterreise' de Franz Schubert. Con una obra habitual en el repertorio masculino, DiDonato se une al selecto grupo de legendarias mujeres como Lotte Lehmann, Brigitte Fassbaender o Christa Ludwig, que han prestado su voz a este melancólico y solitario viaje a través de un amor no correspondido.

¿Que una mujer interprete una pieza como esta es algo revolucionario?

Winterreise ha sido tradicionalmente cantada por hombres, aunque hay un fuerte legado de mujeres que me preceden. Lotte Lehman, Christa Luwig o Nathalie Stuzmann han mostrado su destreza interpretando este ciclo. Pero no creo que ninguna de ellas considerara el ciclo desde la perspectiva de la mujer. Esto es lo que es, quizá, revolucionario.

¿Cómo describiría su papel en el ciclo?

Como el hombre de 'Winterreise', ella me resulta muy misteriosa, lo cual creo que es uno de los grandes elementos de 'Winterreise'. Tanto como oyente o como intérprete, cada vez encuentras algo diferente en el ciclo. Canto como la mujer que el hombre deja atrás, a quien él menciona en la primera canción: "La chica habló de amor".  En mi mente, ella ha recibido su diario por correo, y se queda con su propio viaje junto a las palabras y emociones dejadas por este hombre al que, al menos en un momento, amó. Con cada interpretación que hago, encuentro que el viaje de "ella" es tan complejo, misterioso y ciertamente tan digno como el de "él". 

¿Es 'Winterreise' un punto de inflexión en su carrera?

Lo considero más bien un punto de llegada. Ciertamente, no me sentí llamada a interpretar el ciclo en la etapa anterior de mi carrera, pero cuando Yannick Nézet-Séguin me recomendó que lo cantara, me pareció el momento adecuado.

¿Qué es lo que busca cuando recibe un guión o una partitura para interpretarla ante el público?

La conexión. Tengo que entender profundamente de qué voy a cantar, y tengo que sentir que voy a aportar algo de valor al público que va a confiar dos horas de su vida en mí.

Después de lo que hemos vivido durante la pandemia, ¿se sube al escenario con una sensación diferente?

Absolutamente. Es imposible haber vivido esto y no sentirse cambiado como persona, y desde luego como artista. Todo se siente increíblemente vulnerable ahora mismo, lo que puede ser una cualidad difícil para un artista, pero estoy más convencido que nunca de que el mundo NECESITA esto ahora mismo. Y aquí estoy.

¿Qué puede ofrecer el arte en estas situaciones?

Consuelo. Compasión. Comprensión. Liberación. Curación. Pero en este caso particular, ¿quizás lo más importante de todo? Puede ofrecer de nuevo un sentimiento de comunidad. El sábado por la noche todos compartiremos un espacio común y realizaremos juntos este viaje profundamente humano en el mismo momento, creando una experiencia común. Aquí es donde podemos empezar a sanar como sociedad.

¿Le molesta que alguien le describa como una 'rara avis' dentro del mundo de la música clásica? No habla como otras divas..

Nunca he visto esa descripción sobre mí. Pero puedo decirle que, en general, hace tiempo que aprendí a no preocuparme por la visión que los demás tienen de mí. Esa es una existencia agotadora. Prefiero, en cambio, hacer todo lo que siento que debo hacer y confiar en que los que necesitan lo que tengo encontrarán su camino.

Compartir el artículo

stats