Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las mujeres que pintan el IVAM

Este año se ha aprobado la compra de piezas a 8 mujeres

Las mujeres que pintan el IVAM

De las más de 12.197 obras que conforman la colección del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM), 936 de ellas son creaciones de 232 mujeres artistas. La cantidad representa un 7,6 %, pero no es un dato que se le pueda reprochar al centro de arte, sino más bien a la tradición fundamentalmente masculina de la Historia del Arte. Al menos en lo que a visibilidad se refiere.

Desde antiguo, la mujer artista se «escondía» en los talleres de su padre o marido o bien quedaba relegada a pintar bodegones. «La historia del arte se corresponde con la historia, en general, y es obvio que las mujeres han estado, pero no han sido ni visibles ni consideradas», sostiene Nuria Enguita, directora del IVAM. Desde 2015 el IVAM ha ido incorporando progresivamente más obra firmada mujeres. En aquel año el centro de arte aprobó la adquisición de obra de cuatro artistas, dos de ellas mujeres: Martha Rosler y Gillian Wearing. En 2016 se incorporó la obra de cinco mujeres: Yto Barrada, Isabel Oliver, Ángela García, Helena Cabello y Ana Carceller. En 2017 el museo adquirió obras de13 mujeres. Eran Nadia Benchallal, Monika Buch, Carmela García, Dora García, Joana Hadjithomas, Rula Halawani, Gülsün Karamustafa, Elo Vega, Ángeles Marco, Rosell Meseguer, Zineb Sedira, Soledad Sevilla y Ahlam Shibli.

Para 2018 llegaron al IVAM 10 mujeres más: Monika Buch, Valie Export, Esther Ferrer, Ángela García, Mona Hatoum, Carmen Navarrete, Ángeles Marco, Annette Messager, Isabel Oliver, Amparo Segarra. Una cifra mayor se alcanzó un año después cuando 15 mujeres más se sumaron a la colección del IVAM: Pilar Beltrán, Miriam Cahn, Gina Pane, Zineb Sedira, Anna Malagrida, Helena Almeida, Rineke Dijkstra, Cindy Sherman, Yto Barrada, Bouchra Khalili, Ana Penyas, Susana Solano, Patricia Gómez & María Jesús González, Rula Halawani.

La pandemia tuvo también su efecto negativo en 2020 en cuestión de adquisiciones. Ese año el IVAM tan solo compró obra a tres mujeres: Bouchra Khalili, Gülsun Karamustafa y Mona Hatoum. Pero 2021 supuso un regreso a la «normalidad» y el museo adquirió piezas a 17 creadoras: Ana Penyas, Gabriela Kraviez, Berta Cáccamo, Amparo Tormo, Ludovica Carbotta, Lola Lasurt, Azucena Vieites, Paz Errázuriz, June Crespo, Eulàlia Grau, Rosana Antolí, Asunción Molinos Gordo, Sanja Ivekovic, Àngels Ribé, Eugènia Balcells, Sarah Grilo y Zanele Muholi.

Esa misma racha ha continuado en este 2022 cuando el IVAM acaba de aprobar la compra de un conjunto de 18 obras de 11 artistas, de las cuales ocho son mujeres: Ana Teresa Ortega, Anna Boghiguian, Cecilia Vicuña, Ceija Stojka, Lenore Tawney , Lola Lasurt, Paz Errázuriz Körner y Teresa Lanceta.

Sobre esta política de adquisiciones, Enguita explica que «toda la acción del IVAM pretende trabajar desde la historicidad, planteando nuevas revisiones de la historia del arte; lo popular, introduciendo otros modos de hacer plástico y visual; el post feminismo, que rompe identidades cerradas y la idea de contexto abriéndose a contextos diversos».

En el origen del museo

La primera obra de una mujer que el museo compró fue el óleo sobre lienzo Tía Lola, de Roberta González, hija del escultor Julio González, datado entre 1930-1933. La obra se adquirió en 1985, cuando el IVAM estaba configurando su colección. La segunda obra que se compró de una mujer fue de Carmen Calvo -quien acaba de recibir precisamente el Premio Julio González que otorga el museo-, también en 1985. La tercera fue de Diana Block en 1986. Y la más antigua creada por una mujer que forma parte de su colección es Les fenêtres (A Robert Delaunay) de Guillaume Apollinaire, de Sonia Delaunay, creada en torno a 1912-13.

Por disciplinas, la fotografía y el fotomontaje son uno de los ejes «más importantes» de la colección. Y es aquí donde, dicen, cuentan con numerosas artistas desde las primeras vanguardias. Una de las más destacadas es Grete Stern, pionera del fotomontaje de la que el IVAM posee toda la serie «Sueños», donada por la artista. También se conserva obra de Lisette Model, Tina Modotti, Claude Cahun, Laurie Simmons, Cristina García Rodero, Cindy Sherman, Ariane López-Huici, Ursula Schulz-Dornburg o Ouka-Lele.

La escultura así como las instalaciones y nuevos medios recogen las aportaciones de mujeres que han trabajado principalmente a partir de los años 70, cuando se producen movimientos en los que, por un lado, el feminismo aparece en nuevas propuestas de vídeo e instalaciones, y se amplía el concepto de escultura. Algunas de las artistas que se mueven en estos campos son Magdalena Abakanowicz, Katharina Fritsch, Mar Solís, Blanca Muñoz, Susana Solano, Maribel Doménech, Cristina Iglesias, Amparo Carbonell, Elena del Rivero, Natividad Navalón, Teresa Cebrián, Pamen Pereira, Dara Birnbaum, Victoria Civera, Susy Gómez, Natuka Honrubia, Eva Lootz, Ángeles Marco o Carmen Calvo -que trabaja con diferentes técnicas y soportes-.

La abstracción en la pintura tiene destacadas representantes en el IVAM como Sue Williams, Elizabeth Murray y Lee Krasner. También la abstracción geométrica tiene entre sus artistas más relevantes a Aurelie Nemours, Sophie Taeuber Arp o Anni Albers. También destacan aquí Juana Francés (única mujer del grupo informalista El Paso), y Elena Asins y Soledad Sevilla (dos de las mujeres del Centro de Cálculo de la Universidad Complutense de Madrid).

«La colección del IVAM cuenta con pintoras adscritas a distintas corrientes y aquellas que han mantenido un camino personal no siempre bien estudiado», aseguran. Es el caso de Roberta González, Carmen Laffon, Sheila Girling, Jacinta Gil, Maria Girona, Carolina Ferrer, Menchu Lamas, Rosa Torres, Carmen Grau o Aurora Valero. Y muchas son las artistas que han trabajado en papel. De las primeras vanguardias, el IVAM tiene obra impresa de Popova, Barbara Stepanova, Goncharova, Valentina Kulagina y Rozanova; obra de Sonia Delaunay, Sasha Stone, dibujos de Linda Karshan y grabados de Germaine Krull o Pilar Dolç.

Compartir el artículo

stats