21 de enero de 2011
21.01.2011

La "agonía" de Luis García Plaza

El entrenador del Levante UD asegura que su equipo debe olvidarse de los árbitros y saber que sufrirá hasta el final

21.01.2011 | 01:00

Luis García, entrenador del Levante UD, aclaró ayer que su equipo está preparado para vivir en la "agonía" hasta el final, independientemente de la polémica arbitral. "Tendremos que aferrarnos a nuestro trabajo. Somos un equipo que estará entre los últimos clasificados y tenemos que saber vivir en esa situación. Será una agonía pero al final lo conseguiremos", aseguró, antes de saber que el Comité de Apelación le dejó con los dos partidos castigo, al desestimar el recurso presentado el miércoles por el club. De esta manera, Luis García seguirá desde la grada no sólo el partido de mañana en el Sánchez Pizjuán (18 horas), sino también el del sábado siguiente en Orriols ante el Getafe. "A veces cometemos errores, pero mi actitud es decirle al cuarto árbitro que ha sido gol. Tras el partido hablo con el árbitro y me reconoce que no he dicho nada. Espero que quiten la sanción o la reduzcan a un partido", dijo sin saber que la decisión de Competición iba a ser firme.
Luis García se considera un entrenador "respetuoso y modesto" que intenta "ayudar al colectivo arbitral". "Deben repasar mi historia y ver que no soy una persona conflictiva. Por ello me sorprende que ahora me sancionen con dos encuentros cuando hago lo mismo que hacen todos los entrenadores", añadió. Luis García, en cambio, no quiere que se vuelva a hablar de los errores arbitrales y reconoció que esta semana ha pedido a sus jugadores "estar más tranquilos en ese sentido, sobretodo tras el partido". El preparador ofreció un dato que refleja la deportividad de su equipo: "En toda la temporada sólo hemos sufrido una expulsión".
Luis García explicó que en una situación compleja como la actual, después de cuatro derrotas consecutivas en la Liga BBVA, intenta reforzar los valores que tiene el equipo. "Los futbolistas saben que tienen que dar lo máximo y confiar en mí", dijo, una consigna que dio excelente resultado la pasada temporada con un épico ascenso.
El entrenador analizó ayer la segunda vuelta. El preparador reconoció que el Levante afronta "un calendario difícil" aunque afirmó "no estar preocupado" porque "hay que mirar a largo plazo" ya que el conjunto "granota" jugará en el Ciutat de València ante los últimos cinco clasificados. "Ahí puede estar la permanencia", incidió.
El entrenador granota no quiere hacer cuentas sobre la salvación y recordó que a pesar de sumar 15 puntos en la primera vuelta "la salvación está a tan solo un punto". "Matemáticamente la permanencia se cifra en 32 puntos y personalmente no creo que esté ahí", advirtió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes