21 de febrero de 2011
21.02.2011

Ha nacido una estrella, y se llama Vicente Docavo

El triplista valenciano firma la mejor marca mundial júnior en un nacional de pista cubierta apoteósico para los valencianos

21.02.2011 | 01:13
Ha nacido una estrella, y se llama Vicente Docavo

La Comunitat Valenciana ha sido la gran protagonista del campeonato de España de pista cubierta celebrado en el Palau Lluís Puig. Y no ya por el previsible dominio de los dos mejores equipos de España (Valencia Terra i Mar en chicas y Playas de Castellón en chicos). Ahí se podría argumentar que ese predominio es artificial, puesto que en ambas formaciones hay atletas de todas las latitudes.
Ese dominio ha quedado reforzado por la cosecha de podios y, sobre todo, de medallas de oro.
Ayer, sin embargo, el protagonismo se lo llevó un atleta que está llamado a ser alguien importante en el firmamento atlético mundial a poco que las marcas y la progresión le sigan acompañando. Se llama Vicente Docavo, tiene 18 años y ayer se marcó 16,61 metros en un concurso en el que saltó sólo dos veces y en las dos batió el récord de España júnior. También es, con diferencia, la mejor marca mundial del año para atletas de su edad. Y, si sirve como referencia, se queda a un metro y 30 centímetros del récord del mundo absoluto, batido ayer precisamente por el francés Teddy Tamgho. En un concurso memorable, el podio se completó con otros dos atletas castellonenses, todos ellos discípulos de Claudio Veneciano: José Emilio Bellido (segundo con 16,23) y Pablo Torrijos, otro júnior, que fue tercero con 16,16. La delegación valenciana completó su estupendo campeonato de España con otros dos títulos. Concha Montaner sigue sin tener rival en el salto de longitud y venció con 30 centímetros de ventaja. La maternidad no ha menguado su posición de dominio, que recuperó el año pasado sin problemas. Agustín Félix, valenciano que ha desarrollado toda su trayectoria fuera de la Comunitat, volvió a ganar el heptatlon, una competición en la que puede empezar a sentir el aliento en la nuca del alicantino Eusebio Cáceres, gran protagonista el sábado.
Miguel Ángel Sancho, la gran esperanza del salto de altura, reapareció tras un año de ausencia con la medalla de plata.
Los sevillanos Manuel Olmedo y Luis Alberto Marco, presionados por rivales de categoría en un panorama cambiante, ganaron en 1.500 y 800.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes