05 de julio de 2018
05.07.2018
Natación

La Travesía Tabarca-Santa Pola se celebra el domingo con 1.600 nadadores

La mítica prueba, que organiza el CN Alone desde 1996, es una de las 100 mejores del mundo l La distancia a cubrir entre la isla y la playa es de 5.900 metros

05.07.2018 | 12:30
Imagen de la pasada edición

El próximo domingo 8 de julio llega una nueva edición de la Travesía a nado Tabarca-Santa Pola. El Club Natación Alone es el encargado de organizar la vigésimo tercera edición de la prueba, que está considerada como una de las 100 mejores travesías a nado del mundo y una de las más numerosas en territorio nacional.

Un desafío que cada edición cuenta con más adeptos y en el que los nadadores deberán recorrer los 5.900 metros en línea recta que separan la espectacular reserva marina de Tabarca hasta la Playa de Varadero en Santa Pola.

En la edición de 2018, la organización ha ampliado el cupo de inscritos en 200 plazas alcanzando una cifra participación de 1603 nadadores.

El origen de la Travesía tuvo lugar en 1996 y, desde entonces, no ha parado de evolucionar, desde la infraestructura utilizada hasta el número de personas que de una forma u otra participan en ella. Sin ir más lejos, el pasado año se apostó por mejorar la seguridad de los participantes con una boya de salvamento individual que cada nadador porta durante la travesía y que permite aferrarse a ella en caso de una emergencia. Cada participante, además, porta un chip y silbato de seguridad.

El circuito de la prueba contará con boyas cada 100 metros con aros salvavidas, barcos a motor, 140 kayaks, lanchas de Cruz Roja, tres ambulancias, dos motos de agua, más de 20 embarcaciones de seguridad, dos pantalanes y dos plataformas de acceso de seguridad para atender cualquier tipo de imprevisto. También habrá otros servicios de apoyo a cargo de Guardia Civil, Protección Civil y Policía Local. Para el domingo se esperan buenas condiciones de mar, algo que no ocurre todas las ediciones. En la de 2012, sin ir más lejos, sopló viento de poniente, lo que frenó considerablemente la velocidad de nado de los participantes.

En esta edición se van a citar nadadores de hasta 15 nacionalidades distintas y se ha batido el récord de participación femenino con 342 mujeres. También esta confirmado el concurso de dos nadadores ciegos, que competirán con guía, además, de 14 participantes que presentan algún tipo de discapacidad. Para estos nadadores con alguna capacidad reducida la organización creo la categoría Acero de Barco.

El Club Natación Alone Santa Pola, organizador del evento, sigue mostrando su vertiente más solidaria. En 2018, serán dos asociaciones las que recibirán apoyo económico. Por una parte, el Banco de Alimentos de Cruz Roja tiene hasta el momento el aporte individual de 16 Plazas Solidarias y la Asociación Síndrome de Dravet Santa Pola recibirá un euro por cada inscrito en la travesía. El precio de cada Plaza Solidaria es de 145 euros, de los cuales 100 irán destinados a dicha contribución.

En el Club Natación Alone Santa Pola, fundado en el año 2000, se pone todo el esfuerzo y cariño para dar las mejores condiciones a cada nadador. Por ello la travesía a nado Tabarca-Santa Pola se ha convertido en una referencia internacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine