Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Edgar Schmitt: "Todavía me pregunto cómo pudimos ganar 7-0 a ese gran Valencia CF"

El goleador del Karlsruher desgrana la mayor paliza de la historia del club de Mestalla, hace hoy 25 años

¿Qué recuerda de aquel día de hace 25 años?

Grandes recuerdos. Yo había empezado a jugar como profesional muy tarde, a los 28 años, en el Francfort, y llegué con 30 a ese partido con el Karlsruher.

Había sufrido un accidente gravísimo unos días antes.

Sí, tuve un accidente de coche cinco días antes, cuando iba por la autopista, camino de Karlsruhe a las siete de la mañana. Llamé al entrenador (Winfried Schäffer) y le dije: «He tenido un pequeño accidente», y él me dijo: «No te preocupes, vienes y haces un poco de carrera». A la mañana siguiente los periódicos titulaban: 'Gravísimo accidente de un futbolista profesional, que salta por encima de un coche de la policía'. Schäffer me dijo: ¡Con que un pequeño accidente'.

¿No salió herido?

No, solo una pequeña lesión en el oído izquierdo.

¿Cómo recuerda aquella eliminatoria con el VCF

Con gran emoción. El VCF jugó muy bien en la ida, nos arrolló con grandes jugadores con Penev, Pizzi, Tomás, Mijatovic, Fernando... hasta que yo marqué de cabeza en el minuto 81 en Mestalla. Oliver Kahn nos había mantenido en pie con grandes paradas y aquel gol mío nos dio vida: 'Empieza otro partido', pensé.

¿Su entrenador creía en la remontada?

Sí, sí, nosotros empezamos a gritar: 'Somos los mejores, somos los mejores'. Ellos son más técnicos, juegan a la española, pero nosotros somo alemanes y jugaremos como alemanes.

¿Y cómo fue la vuelta?

El Valencia empezó muy bien, con oportunidades para Pizzi y otra vez Oliver Kahn parando mucho, hasta que yo marqué en el 29 y el VCF entró en shock. Todo cambió con ese gol. Marcamos tres antes del descanso, y yo hice dos en la primera parte y dos en la segunda.

Los jugadores del VCF se quejan de que hacía mucho frío y de que el terreno de juego estaba muy mal.

Es cierto, el típico tiempo alemán, con mucho frío y el campo medio helado porque había llovido. Nosotros peleamos con nuestras armas. Queríamos pelear y pelear. Aprovechar sus defectos. Pero también teníamos un gran equipo; con Bilic, Kiriakov, Rolff, Schmarov, Schuster... El VCF puede que se confiara y nos subestimara.

Tiene en la cabeza los nombres de los jugadores del VCF.

Sí, claro, al portero Sempere, Mijatovic, Tomás, Mijatovic, Penev (que no jugó en la vuelta), Fernando, que me gustaba mucho... Después del partido, hablé con Oliver Kahn y le dije: '¿Qué pasará por la cabeza de estos grandes jugadores después de perder 7-0? ¿Cómo es posible que estos grandes jugadores y este gran entrenador, Guus Hiddink, haya perdido de esta manera?' Todavía me lo pregunto.

Algunos jugadores del VCF sugirien que ustedes podrían ir dopados...

¿Quién? (risas), ¿todo el equipo? Otmar Hitzfeld, el entrenador entonces del Borussia Dortmund, que lo había ganado todo, declaró: 'El Karlsruher no juega al pressing, juega a la guerra' después de que le ganáramos 5-0.

Oliver Kahn ha sido la bestia negra del VCF (con el Bayern le ganó en la tanda de penaltis de la final de Champions

Lo sé, lo sé, Kahn es el mejor futbolista con el que jugado: un gran competidor.

Pues dígale que en València no tiene muchas simpatías...

(Risas) Se lo diré. Salude por favor a los jugadores del Valencia de aquella eliminatoria. ¿Qué ha sido de ellos?

Pues muchos son entrenadores: Quique Flores entrenó al Valencia y al Atlético, Pizzi preparó al VCF y a la selección de Chile, Fernando está entrenando a un equipo de la Tercera valenciana, el Alzira, Serer estuvo en el Barça en la dirección deportiva, Penev dirigió al Mestalla la pasada campaña, Mijatovic es representante, Sempere es fisioterapeuta...

A algunos les seguí la pista, pero me alegro de saber del resto.

Compartir el artículo

stats