31 de marzo de 2019
31.03.2019
CICLISMO. Volta a Catalunya

Miguel Ángel López resiste a Adam Yates y conquista la Volta

El ciclista colombiano se impone en la clasificación final con 14 segundos de ventaja sobre el británico

31.03.2019 | 15:43
Miguel Ángel López, secundado por Adam Yates y Egan Bernal en el podio final de la Volta

El colombiano Miguel Ángel López (Astana) se adjudicó la 99ª edición de la Volta Ciclista a Catalunya tras resistir a los ataques del británico Adam Yates (Mitchelton-Scott), en una emocionante última etapa que conquistó en solitario el italiano Davide Formolo (Bora-Hansgrohe).

Suspense hasta el final en las ocho ascensiones a la montaña de Montjuïc, donde Adam Yates, ayudado por su hermano Simon, endureció la carrera a unos 22 kilómetros de meta y llegó a gozar de unos 40 segundos de ventaja sobre el líder.

Pero 'Supermán' López no se puso nervioso y, a unos 4 kilómetros para el final, respondió, junto a los favoritos, para neutralizar el atrevimiento del ciclista británico.

Finalmente, el ciclista de Astana no cedió tiempo y celebró el triunfo en la general con una ventaja de 14 y 17 segundos sobre Yates y el también colombiano Egan Bernal (Sky), que terminaron segundo y tercero, respectivamente.

Con este triunfo, 'Superman' López se convierte en el cuarto ciclista colombiano que gana la Volta a Catalunya tras las victorias de Nairo Quintana (2016), Hernán Buenahora (1998) y Álvaro Mejía (1993).

Bajo nubes y claros en el cielo de Barcelona, 'Supermán' López afrontaba la última etapa, de 143 kilómetros, con una ligera ventaja que parecía casi definitiva para que inscribiera su nombre en el palmarés de la tercera carrera por etapas más longeva del circuito.

Solo Mitchelton-Scott y Sky podían poner en duda la superioridad de Astana, que en los primeros tres meses del año se ha erigido como el equipo más potente del pelotón con un total de 20 victorias.

Empezó la jornada con una escapada a 130 kilómetros de meta. Once ciclistas, entre los que sobresalían notables de la talla de Thomas De Gendt (Lotto Soudal), que buscaba sumar puntos para llevarse el maillot de la montaña, Davide Formolo (Bora-Hansgrohe) y Carlos Verona (Movistar).

Los aventureros llegaron a gozar de una ventaja de superior a los 2 minutos a 60 kilómetros de meta, coincidiendo con las primeras vueltas al circuito de la montaña barcelonesa.

Dicho grupo se rompió cuando a tres vueltas para el final, Formolo se atrevió en solitario hasta la victoria final, gozando de una ventaja de 51 segundos con respecto al español Enric Mas (Deuceninck-Quick Step), segundo clasificado.

Sin embargo la batalla del día se vivía en el pelotón. En el circuito de Montjuïc, el ritmo lo marcaban Sky, con un voluntarioso Chris Froome que después del esfuerzo se dejó ir, y Mitchelton-Scott, mientras los Astana protegían a su líder.

En el pelotón se producía una caída multitudinaria en la tercera vuelta al circuito, a unos 40 kilómetros de meta, que afectó a ciclistas como el español Marc Soler (Movistar) y el francés Romain Bardet (AG2R-La Mondiales), que abandonaron la carrera.

Tras el susto, empezaba lo bueno. El primero en probarlo fue Nairo Quintana, a 34 kilómetro de meta, al que le siguió Simon Yates (Mitchelton-Scott) y otros cuatro ciclistas que intentaba abrir hueco con Miguel Ángel López.

Quintana llegó a gozar de una ventaja cercana a los 20 segundos, pero el ataque que realmente asustó a Lopez fue el de los hermanos Yates, a 22 kilómetros de meta.

Adam llegó a situarse como líder virtual de la prueba, lo que obligó a López, ayudado por el español Pello Bilbao, a apretar los dientes para neutralizar a su rival a unos 4 kilómetros de meta, cuando los gallos del pelotón también se movieron.

El nombre del colombiano se inscribe por vez primera en el palmarés de una Volta movida y emocionante marcada por el espectáculo vivido en las dos etapas pirenaicas y en Barcelona.

En la primera de ellas, con final en el coloso de Vallter 2000, López ya se unió al selecto grupo formado por Adam Yates, Egan Bernal, Nairo Quintana (Movistar) y Dan Martin (Emirates).

La etapa la ganó el británico, pero entró en la terna de los mejores. Un día después, el colombiano se atrevió con un ataque en las rampas de La Molina. Cruzó en solitario la meta con una ventaja de 16 segundos sobre sus rivales, una ventaja suficiente para confirmar su triunfo en Barcelona.

En su 99ª edición, los principales nombres del pelotón no se escondieron. Solo faltó Chris Froome, quien cayó en la segunda etapa y se dejó ir. El británico acabó 94º en la general, a 1 hora y 18 minutos del ganador.

Tampoco Alejandro Valverde (Movistar), vencedor en 2018 y 2017, se dejó ver en la general y no pudo responder al ritmo de los favoritos en las dos etapas de alta montaña. Finalmente, el murciano terminó décimo, a 3 minutos y 2 segundos de López.

Su lugar lo ocupó su compañero de equipo, Nairo Quintana, vencedor de la carrera en 2016, quien entró en la terna por la victoria final y terminó cuarto en la general, a 25 segundos del ciclista de Astana.

A sus 25 años, López, que también salió victorioso hace unas semanas en el Tour Colombia, refrendó su candidatura con vistas al Giro de Italia que dará el pistoletazo de salida el próximo 11 de mayo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes