06 de septiembre de 2020
06.09.2020
Levante-emv

Espíritu del 86: "La convivencia entre Meriton y el valencianismo ya es insostenible"

La plataforma Espíritu del 86 gana adeptos para pedir el cumplimiento de las obligaciones de Lim con el Valencia CF y vigilar las cuentas

06.09.2020 | 00:09
Espíritu del 86: "La convivencia entre Meriton y el valencianismo ya es insostenible"

Los incumplimentos de Meriton con el Valencia CF han puesto en guardia a un grupo de acreditados valencianistas. Si Lim no reacciona, dicen, el club corre peligro de disolución. Alfonso Fernández, miembro de Espíritu del 86, explica en esta entrevista la razón de ser de la plataforma y radiografía la situación actual del club.

Alfonso Fernández, miembro de Espíritu del 86, explica en esta entrevista la razón de ser de la plataforma y radiografía la situación actual del club.

La pregunta puede resultar retórica, pero explíqueme bien por qué «Espíritu del 86».
Porque equiparamos este momento al del verano del descenso, aunque la situación del Valencia CF es hoy mucho más grave. Entonces hubo una magnífica e histórica reacción del valencianismo, que pasó de 16.000 a 20.000 socios. La gente creyó en la austera gestión de Arturo Tuzón, que llegó con aquel lema de «el VCF será lo que sus aficionados quieren que sea» y así fue. Queremos concienciar a la gente de que hace falta un esfuerzo como aquel. Desde la unidad, después de seis años de silencio, hemos levantado la mano.

¿Levantado la mano exactamente para qué?
Surgimos por la preocupación en el devenir del club en lo deportivo, social y en lo económico. Por nuestro amor al Valencia y por la certeza de que tiene un riesgo real de supervivencia. En lo deportivo, las consecuencias de haber despedido a Marcelino y a Mateo Alemany, que habían conseguido levantar a la afición, llevado al equipo dos temporadas a la Champions, a una semifinal de la Uefa y a un título de Copa, están a la vista. En lo social, existe un desarraigo estremecedor del máximo accionista con nuestra cultura, un desapego total con nuestra identidad y una falta de respeto con nuestra historia. Lim demostró una imperdonable desafección cuando cumplimos 100 años y ni siquiera compareció al título de Copa. Hemos vivido episodios sonrojantes como Murthy haciendo callar a la afición, frases abusivas en las juntas o comunicados pidiendo callar a los medios, una fórmula opresora en desuso en nuestro país.

¿Y la parte económica? ¿Cuál es al situación real del Valencia CF?
Es la que más preocupa porque puede llevar al club a una situación de no retorno. Hay una deuda total de 530 millones y una deuda neta (diferencia entre lo que debe el club y lo que le deben) de 357, pese a que Lim hizo una ampliación de 100 millones y de que en su día Bankia le redujo la deuda con una quita encubierta de 61 millones. Además, con Lim el Valencia ha sufrido unas pérdidas anuales de 95 millones anuales. Todo eso agravado por tres situaciones: el equipo está fuera de la Champions, la venta de los futbolistas franquicia y la crisis por la covid-19, que afecta mucho al fútbol.

¿Qué consecuencias tendría para el Valencia CF la resolución de la ATE?
Gravísimas. La afectación puede ser de alrededor de 200 millones. El patrimonio neto (49 millones) se situaría por debajo de la mitad del capital social, lo que significaría entrar en causa de disolución. Si Meriton no reacciona retomando la construcción del nuevo estadio, ampliando capital o vendiendo más futbolistas, el Valencia CF se iría a la quiebra. Hay una responsabilidad política de hacer cumplir la ley, que es resolviendo la ATE o quizá con un gesto de dar una prórroga. Y estamos ahí para advertirlo, para que se cumpla la ley o para que haya una reacción del máximo accionista. Fíjate que de los tres hitos de la ATE, el club no ha cumplido con ninguno: construir un hotel sobre el ayuntamiento derruido en la Avenida de Aragón, el estadio terminado en 2021 y construir un polideportivo en Benicalap (con un valor mínimo de seis millones). Si los políticos no prorrogan la ATE, bajaría el valor de los activos, como Mestalla, con el consiguiente riesgo grave de entrar en causa de disolución si se confirma la inacción de Lim.

Entonces, ¿cuáles son los objetivos de la plataforma? ¿Qué puede hacer «Espíritu del 86» por el Valencia CF?
Buscamos la reacción y la rectificación. Una vez vemos que el club no reacciona, apelamos a la vía de la legalidad, poniendo en aviso a los gobernantes para el cumplimiento de la ATE, y a la de la contabilidad, como vigilantes de los números del Valencia CF. Le hemos dicho a la auditora: «Estamos aquí vigilantes a ver qué ponéis en las cuentas si la ATE se resuelve», pues todo el valor del Valencia CF cambia». Queremos que con nuestra presión le gente reaccione. Lim no nos ha correspondido a la generosidad con la que recibimos en 2014. Nosotros nos hemos movido con manifiestos, movilizaciones pacíficas y ese requirimiento a la auditora, pero no hemos hablado con Ribó ni con otros políticos. Pero empiezan a reaccionar.

¿Qué interpretación tiene que el club pague el 50% de las fichas de los jugadores a través de unos pagarés diferidos a más de 12 meses y a descontar en una financiera?
Que hay un grave problema de liquidez. Eso nos obliga a preguntarnos cómo han gestionado las ventas de Parejo, Coquelin, Ferran y Rodrigo ya que la necesidad a corto plazo no está bien negociada. Esto a profesionales del fútbol como Mateo Alemany no le pasaría. Lo preocupante es que no sólo Lim ha cerrado el grifo con el club, sino las entidades financieras con las que trabaja. Que tenga que recurrir a otra financiera, con la que por lógica tendrá un tipo de interés más alto, refleja ese problema de liquidez. Por eso hemos recurrido a la auditora, porque hay un compromiso a darle soporte financiero al Valencia CF y no lo está haciendo. Se ha desentendido. Y todo esto, para colmo, está afectando mucho a la imagen del club.

¿Cuánto vale hoy el Valencia CF?
En primer lugar, no nos consta que el máximo accionista lo haya puesto en venta o lo quiera vender. Meriton ha puesto 194 millones, 100 de la ampliación de capital y 94 de la compra de las acciones. Si la ATE se resuelve, pongamos que le restamos unos 120 millones de devaluación tirando por lo bajo, con lo que se quedaría en un máximo de 74 millones invertidos. Eso es la teoría. La realidad dice que el que viniese después, al abrir la persiana se encontraría con una deuda mostruosa, pérdidas continuadas, posible devaluación de los activos por la ATE, un equipo fuera de la Champions, el «ligero detalle» de no poder pagar la mitad de las fichas por el procedimiento normal y la situación económica global por la Covid-19. El valor es es de 0 euros. Y las causas son: una errónea gestión, una desatención de la inversión y un desacierto en las decisiones.

Hay quién dice que las presiones externas pueden incrementar el riesgo de supervivencia del club.
Tenemos que ser diligentes en diferenciar al denunciante del denunciado, al que cumple del que imcumple, al honrado del ladrón, sin estar llamando ladrón a nadie.

¿El origen del mal es un proceso de venta manipulado?
Fíjate si será gravísima la situación actual del Valencia CF, que no vamos a perder energía alguna volviendo la vista atrás. Eso sí, resulta obvio que la obligación de cumplimiento de la ATE debiera haber sido un hito obligatorio.

¿Qué significado tiene Cañizares para Espíritu del 86?
Significa un apoyo incuestionable para nosotros. Ahora, si te contesta Alfonso, te digo que por capacidad de representación, experiencia y conocimiento y amor al club, es el mejor activo que puede encontrar el Valencia CF. Pero para eso el dueño tiene que quererlo y Cañizares aceptar.

También les apoyan Ayala, Kempes, Subirats, Botubot...
Sí, a Kempes le enviamos un correo explicándole la situación y enseguida nos contestó. Le gustó todo. A Botubot, porque nos apetecía. Es una persona muy sensible con el club. Su foto saliendo con Castellanos en el acto del Centenario es tan ilustrativa...

¿Cuáles es su hoja de ruta?
Vamos a seguir contribuyendo desde distinas vertientes, a la máxima vigilancia en la negociación de la ATE con las instituciones y a estudiar a fondo la posibilidad de la sindicación o, en su defecto, la delegación de acciones para obtener el 1% del accionariado por si procediera impugnar las cuentas. El objetivo es desgastarnos hasta el aburrimiento para colaborar en la democratización del club.

Otra vez la palabra 'democratización'. Suena muy romántico, pero ¿cuál es la fórmula?
No es nuestro terreno, sino de los mercantilistas. Pero estamos convencidos que con esta unidad de opinión y la obligación política es posible.

Alguien puede pensar que son la oposición. Que quieren notoriedad y que algún día quieren gobernar el Valencia CF.
Nosotros no somos una oposición. Rotundamente, no. Estaremos ahí para seguir colaborando cuando se dé el paso para la democratización. Somos unas 10 personas; abogados, médicos, algún financiero como yo, que pedimos que Lim cumpla con sus obligaciones o deje el Valencia CF.

¿Cómo puede 'liberarse' el Valencia CF de Peter Lim?
Debería cubrir la póliza de crédito para liberarse de sus obligaciones y marcharse. En el mundo financiero estamos acostumbrados a ver inversiones a destiempo, como esta. Por eso yo rabio cuando oigo que si el club vale 336 millones (lo dijo la Asociación del Pequeño Accionista del Valenci CF) o los 194 que ha puesto Lim. El club tiene un riesgo real de entrar en quiebra, por eso vale 0 euros. En mi opinión, se le debería de eximir de sus obligaciones y marcharse reconociendo la minusvalía que le ha producido su inversión. La convivencia entre Meriton y la afición ya es insostenible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes