Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Motociclismo

Los pilotos de MotoGP se quejan de exceso de tecnología

Los pilotos de la categoría reina creen que la sofisticada tecnología, especialmente la aerodinámica y los artilugios que emplean en las suspensiones, hacen casi imposible los adelantamientos

Marc Márquez (Honda), en el último ensayo en el trazado de Mugello (Italia). Alejandro Ceresuela

“Ahora, cuando coronas una recta a 350 kilómetros por hora, gracias a la aerodinámica tan bestial que llevamos y a las suspensiones que motamos más el ‘holeshot’ (sistema que puede subir y bajar, a capricho del piloto, la moto de delante y de detrás cuanto quiera y cuando quiera), podemos soltar hasta una mano y la moto ¡ni se mueve!”.

El veterano piloto catalán Aleix Espargaró, de 32 años, la gran revelación del Mundial 2022, ganador del GP de Argentina, aspirante al título con la Aprilia, una de las motos más revolucionarias del ‘paddock’ que ha invertido millones de euros en el mejor túnel de viento de Europa, reconoce que la tecnología que montan ahora sus motos hace muy, muy, difícil adelantar en carrera.

“Vale, compro la idea de que cada vez cuesta más adelantar. Es más, cuando vas detrás de uno o dos pilotos, las turbulencias te impiden salir del rebufo y superarles. Pero yo creo que el piloto sigue siendo vital, fundamental, a la hora de subir al podio y ganar”, sigue explicando el líder de Aprilia. “Solo hay que ver la clasificación final de cada GP, donde hay un montón de segundos entre los compañeros de equipo que utilizan la misma moto y, por tanto, ahí se demuestra que las manos del piloto, su habilidad y coraje siguen siendo decisivas”.

Las quejas de Márquez

Ni Marc Márquez (Honda), ocho veces campeón del mundo, ni el francés Fabio Quartararo (Yamaha), campeón el pasado año y líder del Mundial-2022, defienden lo contrario, pero…pero creen que debería ponerse límite a la tecnología aplicada a las motos de MotoGP. “Es evidente que si te pones a 350 kms/h en la recta, necesitas aerodinámica para no salir volando; es evidente, que el ‘holeshot’ te ayuda a que la moto se pegue a la pista; es evidente que un motor potente te hace disfrutar, pero no creo que el espectador, el aficionado, el televidente aprecie si nosotros giramos medio segundo más lento y, sin embargo, protagonizamos carreras más divertidas, con más adelantamientos. Lo hace Superbikes y lo acaba de inventar la F-1”, reconoce Márquez, que teme que, pronto, el piloto ya no sea decisivo.

"De verdad, adelantar en MotoGP, se ha convertido en una auténtica pesadilla"

Fabio Quartararo - Campeón del mundo de MotoGP con Yamaha

decoration

“Yo no tengo la experiencia de Marc ni de Aleix, pero estoy mucho más cerca del razonamiento de Márquez”, señala el ‘Diablo’ Quartararo, en la sala de prensa del circuito de Mugello. “La moto de este año no tiene nada que ver con la moto del 2019, con aquella disfrutabas mucho más en la pista, podías jugar más, atreverte más; con la actual es muy, muy, complicado adelantar. O sales en primer o segunda línea o, en cuanto te metes en el grupito que persigue a los dos escapados, puedes despedirte de ganar. De verdad, adelantar ahora se ha convertido en una auténtica pesadilla porque cuando vas detrás de alguien se pasas la vuelta bailando con lobos ¡se mueve horrores!”.

Sábado decisivo

“Es evidente”, sigue explicando Márquez, “que cada fabricantes intentará mantener aquello que le ha convertido en líder en un cierto sector de la innovación. El que tenga el mejor motor no querrá cambios en esa dirección, el líder de aerodinámica pedirá seguir inventado alerones, el de suspensiones más de lo mismo, pero nuestra obligación, creo, es mi opinión personal, es divertir a los aficionados, trasladar a los hogares de todo el mundo el mejor espectáculo posible y poner de pie a los fans que vienen a vernos a los circuitos que, lo que quieren, es ver adelantamientos y no una fila de motos a más de 300 kms/h. Sé que no es fácil, pero deberíamos intentar ponernos todos de acuerdo”.

Márquez, Quartararo y el ‘Capitano’, como llaman a Aleix Espargaró en Aprilia, coinciden en un detalle que demuestra que, en efecto, los tres creen que ahora es tan difícil adelantar que “o el sábado, en la ‘quali’ te metes en las dos primeras filas de la parrilla, logrando uno de los seis mejores cronos, o despídete de ganar”.

Compartir el artículo

stats