06 de mayo de 2019
06.05.2019

La cubierta de Ceracasa se transforma en una gran planta de energía fotovoltaica

La empresa Elektrosol inicia los trabajos de instalación de placas solares, que reducirán el consumo energético de la firma

06.05.2019 | 04:15
La cubierta de Ceracasa se transforma en una gran planta de energía fotovoltaica

En la cubierta de la fábrica de Ceracasa se han comenzado a instalar las placas fotovoltaicas de la futura planta de autoconsumo solar con la que la firma de l'Alcora reducirá su factura energética y mejorará la competitividad de sus pavimentos y revestimientos cerámicos. Los técnicos de Elektrosol iniciaron esta misma semana los trabajos y, según fuentes de la empresa, se espera que estén acabados a lo largo de este mismo mes.

La instalación de Ceracasa, según explica la responsable de operaciones de Elektrosol, Victoria Rodrigo, «contará con un millar de paneles solares y ocupará una superficie de 2.400 metros cuadrados».

Rodrigo subraya que la planta solar, una vez instalada por completo y cuando esté operativa al 100 %, generará más de 500.000 kWh al año, «consiguiendo reducir de forma considerable los costes energéticos de la empresa y su dependencia de la energía tradicional».
Desde Elektrosol también se subraya que, además del ahorro económico, la inversión realizada por Ceracasa también se traducirá en una considerable reducción de las emisiones contaminantes de la compañía: «Tras la puesta en marcha de la planta, Ceracasa dejará de emitir a la atmósfera 145 toneladas de CO2 al año, mejorando significativamente la huella de carbono de sus productos y convirtiéndose de esta manera en un referente de sostenibilidad en el sector del azulejo castellonense».

En este sentido, hay que recordar que el administrador de Ceracasa, Carlos Cabrera, declaró recientemente en estas mismas páginas que se ha apostado «por una planta fotovoltaica bastante adecuada a nuestras necesidades actuales, pero con la idea de seguir avanzado en un futuro. La capacidad de tejado de Ceracasa es de unos 40.000 metros cuadrados, y solo vamos a ocupar con esta primera fase unos 2.400 metros, por lo que todavía podemos crecer mucho. Se trata de un proyecto dedicado al autoconsumo y la reducción de costes, pero eso no quiere decir que en un futuro, con posibles ampliaciones, no vayamos a buscar una alternativa que se convierta en un complemento a nuestro negocio con la venta de energía, aunque la legislación todavía es muy restrictiva. Es una opción que tenemos en cuenta de cara al futuro, porque no queremos centrarnos en el autoconsumo».

Las instalaciones solares de autoconsumo fotovoltaico podrían generar «entre un 30 % y un 40 % de la demanda energética de una azulejera, si cuentan con el espacio suficiente en cubierta», explica Rodrigo, quien matiza que el problema es que, aún siendo instalaciones con mucha extensión de cubierta, «no hay espacio suficiente para cubrir toda la demanda de energía que podría ofrecer la tecnología, por lo que los normal es que genere entre el 10 % y el 20 %». En este sentido, la responsable de Elektrosol afirma que «un 10 % de la demanda de una industria cerámica, es un aporte energético y ahorro económico muy importante».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook