Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Informe

Valencia se descuelga de la recuperación del crédito

Un informe de la patronal CEV constata una «clara mejoría» a partir de septiembre en la financiación a pymes tanto en cantidad como en precio

El crédito a las empresas, en consonancia con una economía que va dejando atrás, en términos macroeconómicos, las lúgubres noticias de tantos años, ha entrado en zona de «clara mejoría» tanto en cantidad como en precio, según aseguró ayer a este diario el secretario general de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), Ricardo Miralles. En el caso de la provincia de Valencia, sin embargo, esta dinámica solo se retomó a partir del pasado mes de septiembre, porque en los trimestres anteriores fue negativa.

La comisión de pymes, microempresa y autónomos de la patronal provincial hizo público ayer un informe, elaborado por un grupo de trabajo integrado por cinco empresarios y representantes de Bankia, BBVA,CaixaBank, Sabadell, Santander y Caixa Popular, en el que pone de relieve que el crédito en Valencia registró un descenso del 6,3 % el año pasado respecto a 2013, mientras que en la autonomía se produjo un incremento del 9,33 %, muy similar al 9,49 % del conjunto de España.

Esa disparidad resulta sorprendente, incluso para Miralles, quien, no obstante, precisó que los datos proceden del Colegio Notarial de Valencia, que analiza el crédito a entidades jurídicas. En estas últimas se incluyen a empresas privadas, sector público y fundaciones y no solo a las mercantiles, como sucede con los datos del Banco de España. Aún así, el secretario general de la CEV añadió que la principal explicación estaría en un «efecto péndulo». Y es que en 2013 la provincia de Valencia registró un alza del 0,83 % en los créditos concedidos, mientras que la autonomía experimentaba un descenso del 4,94 % y España, del 2,75 %. Por tanto, lo que sucedió es que en 2013 «Valencia tomó más préstamos que Alicante y Castelló, mientras que en 2014 ha sucedido todo lo contrario».

La CEV desconocía las causas de esta evolución, tremendamente llamativa porque Valencia es la provincia de mayor peso (aproximadamente, un 50 %), de tal manera que mucho ha debido de subir el crédito en Alicante y Castelló para compensar el descenso de Valencia en 2014.

Sea como fuere, Miralles aseguró que el cuarto trimestre de 2014 marca una clara tendencia a la corrección „los préstamos crecen un 34 % en Valencia, un 42 % en la autonomía y un 34 % en España„ que está continuando en el inicio de 2015. Sobre todo para las pymes, no en vano el Banco de España ha concluido que en 2014 los préstamos de hasta un millón de euros crecieron un 8,64 % en el país, mientras que los que superan esa cifra, destinados a grandes firmas, cayeron un 18,9 %.

El citado informe concluye, no obstante, que la mejora de financiación a las pymes beneficia en menor medida a micropymes y autónomos; que existe más oferta que demanda, lo que ha rebajado los precios, aunque estos siguen siendo elevados; que solo las entidades rescatadas mantienen sectores «vetados»; que los bancos revelan interés por actividades relacionadas con el turismo y el automóvil; y que no hay diferencias de costes aplicados entre la Comunitat Valenciana y el resto de España.

Compartir el artículo

stats