Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Viviendas

Hormigones Martínez desarrolla por 22 millones el PAI de 2.330 viviendas de Quart de Poblet

El grupo Ática contrata a la constructora alicantina para la urbanización de los 269.219 metros cuadrados de suelo del plan de Molí d'Animeta

10

2.230 viviendas nuevas en Quart de Poblet

El grupo valenciano Ática ha adjudicado por 22 millones de euros la urbanización del PAI de Molí d'Animeta de Quart de Poblet a la constructora alicantina Hormigones Martínez. El proyecto consiste en la urbanización de 269.219 metros cuadrados de suelo donde se van a construir 2.300 viviendas. El concurso, que fue publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea, despertó el interés de quince empresas constructoras (entre ellas Dragados, Ferrovial y Bertolín) tras el parón de las licitaciones de obra pública por la crisis y finalmente se presentaron las valencianas Becsa, Pavasal, Serrano Aznar Obras Públicas y Hormigones Martínez.

El presupuesto de licitación era de 23,1 millones de euros y la adjudicación ha conllevado una rebaja del 6 %. Hormigones Martínez dispone de 18 meses para ejecutar el desarrollo del PAI. El sector tiene una edificabilidad de 242.297 metros cuadrados de los que 113.384 metros son para vivienda libre, 113.384 metros están destinados a viviendas de protección oficial y 15.491 metros se han reservado para oficinas y locales comerciales. El proyecto incluye 27.963 metros cuadrados de zonas verdes.

La promotora Ática, que preside Vicente Llácer, es la propietaria del 60 % del suelo y el agente urbanizador del proyecto. El 40 % restante de los terrenos pertenece al Ayuntamiento de Quart de Poblet, Metrovacesa, la familia Gómez Trénor (el suelo está detrás de la fábrica de Coca Cola) y pequeños propietarios.

El proceso de reparcelación ha afectado a 126 propietarios, que se han integrado en la urbanización de interés urbanístico junto al urbanizador de Actividades Industriales de Quart (que es una empresa del grupo Ática).

El desarrollo del PAI supone la salida al mercado de una gran bolsa de suelo comunicada por dos paradas de metro y está a menos de cinco minutos en coche de València. Ática tiene suelo para promover 1.400 pisos, aunque su intención es desarrollar alrededor de un tercio del total por lo que está dispuesta a vender terrenos para 1.000 viviendas. El objetivo de la compañía es obtener fondos con las ventas de suelo para desarrollar sus promociones.

El PAI Molí d'Animeta fue aprobado por el pleno municipal de Quart de Poblet en mayo de 2010 y por la Comisión Territorial de Urbanismo a finales del mismo año. Desde entonces, el proyecto ha sufrido los retrasos propios de la tramitación administrativa y las consecuencias del estallido de la burbuja inmobiliaria.

Sin suelo en València

El desarrollo de esta gran bolsa de suelo llega en un momento en que el que los solares se están agotando en la capital. En València hay ahora mismo en proyecto 2.800 viviendas en unas ochenta promociones.

El PAI de Quart de Poblet tendrá un parque público de 74.085 metros cuadrados en una zona catalogada como BIC en el centro de la acequia de Mislata. El área verde consistirá en huertos urbanos que incluirán una red de sendas para el tránsito de los vecinos. El equipamiento público de carácter cultural, educativo y social estará al final de la calle Reverendo José Palacios, y ocupará 47.264 metros cuadrados.

La compañía que dirige Vicente Llácer ya ha participado en el desarrollo de bolsas de suelo en los barrios valencianos de Benicalap, Orriols y Sant Pau.

Compartir el artículo

stats