El Puerto de Valencia tiene una importancia estratégica a nivel nacional e internacional, siendo considerado como el puerto más relevante de España y el Mediterráneo por su flujo de mercancías y sus conexiones con 1.000 puertos de más de 200 países. Esta posición predominante es todavía más destacada si nos fijamos en sus relaciones con los países latinoamericanos, con quienes mantiene un vínculo muy fuerte.

Anualmente, el Puerto de Valencia gestiona más de 8 millones de toneladas de mercancías con los países de esta zona geográfica -Brasil y México, principalmente-, lo que supone el 10 % de todo su tráfico. Con estos datos, se entiende perfectamente el valor estratégico que suponen las relaciones del Puerto de Valencia, así como los de Gandía y Sagunt, con los países de América Latina y las acciones que se llevan a cabo con tal de fortalecerlas y aumentarlas.

Sin embargo, estos vínculos con América Latina no se limitan tan solo a las operaciones comerciales. Además de ello, durante los últimos años también se han fortalecido las actividades que han contribuido a compartir experiencias y conocimientos entre ambas zonas: "Mantenemos una gran cercanía con los países latinoamericanos, con quienes participamos en proyectos de desarrollo, formación y con presencia física en grandes eventos y congresos", comenta Miguel Garín, director de Desarrollo Internacional en Fundación Valenciaport.

A pesar de que los países de América Latina cerraron sus fronteras casi al mismo tiempo que en España -con muchos menos casos confirmados de contagio-, el avance de la crisis sanitaria producida por la Covid-19 estas últimas semanas ha tenido un gran impacto sobre estas relaciones, que se establecen de forma presencial en su mayoría: "Somos de charlar y darnos la mano. Tenemos la confianza arraigada de estos últimos años, pero no se puede eternizar. El contacto personal es bueno", confiesa Miguel Garín. Con tal de mantener las relaciones y los proyectos comunes, desde Valenciaport trabajan estos días telemáticamente, en horarios intempestivos, y a través de conferencias online con los puertos latinoamericanos: "Seguimos trabajando a distancia y colaborando con ellos. Son todavía más conscientes que nosotros respecto a la importancia del sector portuario para poder vivir con las fronteras cerradas", matiza Garín.

Por su parte, desde los países latinoamericanos también han mandado sus mensajes de apoyo a la Comunitat Valenciana, como Rudy Pimentel, gerente de operaciones en el puerto Río Haina (República Dominicana), quien ha querido dejar su mensaje de "aliento y apoyo a todos mis amigos de Valenciaport. Desde aquí os queremos mucho y etamos muy atentos a lo que está pasando. Esperemos que esto pase pronto". En el mismo tono se ha pronunciado desde Colombia Carlos González, gerente de Multimodal: "Estamos tomando las medidas para que no paremos la logística, los puertos y la sociedad en general. Estamos #alpiedelcañón".

Proyectos que unen

Durante el último lustro, Valenciaport ha realizado un total de 23 proyectos de desarrollo junto con países de América Latina: 8 entre 2015 y 2016, 6 en 2017 y 9 estos dos últimos años. Estos proyectos y cursos se han llevado a cabo en distintos países, como Argentina, Perú, Colombia, República Dominicana, Uruguay, Chile, México, Panamá, Brasil€

Estos proyectos incluyen las maestrías que realizan técnicos de la Autoridad Portuaria y de la Fundación Valenciaport y que ha formado a cerca de 400 profesionales portuarios de estos países, que ahora ocupan cargos de gran responsabilidad en los puertos más importantes de Latinoamérica. En los últimos tres años, se han formado en València más de 100 profesionales latinoamericanos, que han visitado físicamente las instalaciones del Puerto de Valencia y que ahora "siempre piensan en Valencia como un referente", asegura Miguel Garín.

En los últimos 16 años, durante los que se han celebrado periódicamente estos proyectos de colaboración, se han establecido también algunas de las acciones de desarrollo más importantes en los puertos de Buenos Aires (Argentina), Montevideo (Uruguay), Cartagena de Indias y Barranquilla (Colombia), México D.F y Lázarro Cárdenas (México) y Callao (Perú). Durante este proceso, además, Valenciaport se ha posicionado como un partner estratégico y tecnológico de estas terminales portuarias.

Por otro lado, la Fundación Valenciaport actúa como socio y miembro del comité científico de la Asociación de Autoridades Portuarias Americana (APA), ofreciendo asesoramiento; a su vez, también mantienen un fuerte vínculo con la Comisión Interamericana de Puertos de la Organización de los Estados Americanos (CIP-OEA), como socios estratégicos y partners. "Quiero agradecer a Valenciaport su liderazgo en cuestiones portuarias en América Latina, fundamental para el progreso y el desarrollo del sector portuario latinoamericano", confiesa Rafael Días, coordinador para América Latina de APA.

"Las alianzas crecen año a año", confiesa Miguel Garín, quien reconoce que estas aportan visibilidad institucional y ayudan a agilizar gestiones: "Cualquier cosa que apoye el tráfico del puerto es bueno. Se trata de una relación muy sana cultural, técnica y económicamente".

Modelo que copiar

Pero, ¿por qué los países de América Latina se fijan tanto en el Puerto de Valencia para fijar su evolución y desarrollo? En la Autoridad Portuaria de Valencia tienen clara la respuesta: "la innovacin y la sostenibilidad presentes -kilómetro tras kilómetro, escala tras escala y milla tras milla- a través del esfuerzo y compromiso de todos y cada uno de los que conformamos el clúster portuario van a sostener ese rumbo firme por un transporte más inteligente, sostenible e integrado. La calidad de los servcios portuarios, la ecoeficiencia, la sostenibilidad y la descarbonización son las herramientas inseparables de la gestión del Puerto de Valencia. Y eso implica ser un puerto, limpio, ágil, eficiente, digitalizado y comprometido con su entrono más próximo, cultural y medioambientalmente."