Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El recorte de ayudas agrarias de la UE pone en alerta al sector del arroz, viñedo y frutos secos

AVA, Unió y Cooperativas advierten de que la caída del 10 % de los fondos de la PAC también arriesga la "competitividad" de la ganadería extensiva - El Gobierno tendrá que negociar ahora con las autonomías el reparto territorial de las ayudas

El recorte de ayudas agrarias de la UE pone en alerta al sector del arroz, viñedo y frutos secos

El recorte de ayudas agrarias de la UE pone en alerta al sector del arroz, viñedo y frutos secos

Las organizaciones agrarias mayoritarias de la Comunitat Valenciana, AVA-Asaja y la Unió de Llauradors, así como Cooperativas Agroalimentarias, entidad que aglutina a 374 entidades y casi 194.000 socios, consideran una mala noticia el recorte de más del 10 % de los fondos que destinará la Comisión Europea a través de la nueva Política Agraria Común durante el período 2021-2027. La futura PAC -que impactará sobre todo en cultivos como el arroz, frutos secos, viñedo, olivar, así como en la ganadería extensiva de ganado ovino y caprino- sufrirá un recorte del 10,2 % respecto al periodo anterior 2014-2020. Esa merma será mayor, en concreto del 11,75%, para desarrollo rural (85.350 millones de euros), que en el capítulo de ayudas directas y mercados, que cuenta con un paquete de 258.594 millones.

Pendiente del reparto territorial de los fondos el Ministerio de Agricultura, que canaliza la mayor parte de estos fondos, tan solo se aviene a decir que España ha cumplido «plenamente» su objetivo, porque logra 47.500 millones «disponibles» en los próximos siete años para apoyar a agricultores y ganaderos, e inyectar al sector 6.800 millones anuales. La PAC, según destaca el ministro Luis Planas, beneficia a unos 700.000 perceptores de las ayudas.

La organización liderada por Carles Peris considera que las cifras aprobadas «reafirman» la necesidad de que el Plan Estratégico Nacional de la PAC tenga en consideración al agricultor y ganadero profesional para definir al «genuino» como beneficiario de las ayudas directas y que se incluyan «mecanismos de redistribución» de las mismas, para evitar así que el 5% de los perceptores sigan cobrando el 50% de todos los pagos directos. «A ver si esta vez hay reforma de verdad», reclama la Unió. También insiste en que en que el acuerdo, en lo que respecta a la PAC, es «una mala noticia para los agricultores y ganaderos, que se quedan prácticamente fuera de los planes de reconstrucción de la UE»; si bien confía en que España sepa utilizar bien los 140.000 millones de euros que el Gobierno ha anunciado que vendrían para impulsar la recuperación socioeconómica del país y espera «que ahora no se olvide a los habitantes del medio rural, de la 'España vaciada', que además de sufrir la crisis en la misma medida que el resto de ciudadanos, han llegado a ella, además, desde una situación mucho más desfavorable».

El 2,8 % de toda España

«Lo primero que debemos destacar es que los fondos procedentes de la PAC percibidos hasta ahora por la Comunitat Valenciana no representa más que el 2,8 % del importe concedido a España», advierte el técnico del sector ganadero de AVA-Asaja, Ximo Gómez. Sea como fuere, puntualiza que algunos sectores, principalmente los citados cultivos herbáceos y ganadería extensiva, «sí tienen una gran dependencia de estos fondos agrícolas» ya que pueden suponer en ocasiones hasta un tercio de los ingresos totales. Por tanto, son claves para mantener la rentas de miles de agricultores y ganaderos.

Respecto al recorte de los pagos directos y ayudas de mercado y en el llamado segundo pilar (es decir, para desarrollo rural, que requieren cofinanciación del Estado y e la Generalitat), para sectores como el de frutas y hortalizas (incluidos los cítricos), así como la ganadería intensiva, «seguirán las cosas como están». AVA-Asaja recuerda que las mencionadas actividades están prácticamente excluidos a lo largo de la historia de la PAC de las ayudas directas. «No obstante el importe por hectárea que perciben estos agricultores representa una cantidad prácticamente insignificante y no sirve para compensar los costes de producción, por lo que este recorte estimamos que representará una afección mínima», destaca Gómez.

Cooperativas Agro-alimentarias también considera de que la reducción del presupuesto de la nueva PAC «puede afectar a la competitividad del sector». Lamenta que se reduzca el presupuesto de la política agraria un 10%. Considera que «no es la mejor señal» para un sector productor que tras la presentación de las propuestas de estrategias sobre sostenibilidad medioambiental, de la 'Granja a la Mesa' y para una recuperación de la Biodiversidad en 2030, debe afrontar «importantes retos» de cambio de modelo productivo en un entorno de mercados tan competitivos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats