Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ingenieros ganan la batalla al Consell e inspeccionarán edificios

La Audiencia Nacional da la razón a los técnicos de Caminos, Canales y Puertos y levanta la reserva de actividad que tenían adjudicada los arquitectos y los aparejadores valencianos

Edificios de viviendas en el centro de València. | JOSÉ AEIXANDRE

Edificios de viviendas en el centro de València. | JOSÉ AEIXANDRE

Nueva guerra por las competencias de los colegios profesionales. Los ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Comunitat Valenciana han ganado la batalla al Consell y podrán realizar la evaluación técnica de edificios de viviendas salvo en la fase de construcción. La Audiencia Nacional ha dado la razón a los ingenieros y ha levantado la reserva de actividad que tenían los arquitectos y los aparejadores valencianos. A partir de ahora, podrán realizar todo tipo de revisiones en edificios, incluida la estructura, cualquier elemento constructivo y las instalaciones.

El Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Comunitat Valenciana pidió amparo a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que interpuso el recurso ante la Audiencia Nacional. La CNMC impugnó la decisión del Consell de reservar a los arquitectos y a los aparejadores la realización de las inspecciones de los edificios residenciales por vulnerar la ley nacional que garantiza la unidad de mercado. La Audiencia Nacional ha fallado que la reserva legal «afecta únicamente al proceso de construcción», según informó ayer el Colegio de Ingenieros de Caminos.

Los magistrados consideran que no está acreditado ni justificado que concurran razones de orden, seguridad o salud pública o de protección del medio ambiente que ampare una reserva de actividad a arquitectos y aparejadores con exclusión de otras titulaciones. Los jueces apuntan que se debe optar por la capacitación técnica de los profesionales, combinando el principio de libertad con el de idoneidad.

La Audiencia Nacional advierte de que la norma del Consell impugnada «no tiene apoyo en ninguna norma con rango de ley, ni estatal ni autonómica» y no se ha acreditado ni justificado la razón que implicaba limitar la emisión del informe de evaluación de edificios a un colectivo profesional concreto en detrimento de otros técnicos como los ingenieros de Caminos, Canales y Puertos que «están cualificados profesional y técnicamente para emitirlo», según el Colegio.

Federico Bonet, decano del Colegio de Ingenieros de Caminos de la Comunitat Valenciana, subraya: «Este tipo de recursos y sentencias que nos favorecen reconocen el valor de nuestra profesión, pero podrían evitarse si desde las diferentes administraciones hubiera una comunicación más fluida con todos los colegios profesionales» para aclarar «las competencias acreditadas por título a cada uno de ellos».

El Colegio de Ingenieros Industriales de la C. Valenciana también ha ganado su lucha contra la reserva de actividad de los arquitectos y los aparejadores. La sala de lo contencioso del TSJ de la C. Valenciana dio la razón provisionalmente a los ingenieros industriales y suprimió las restricciones que tenían para evaluar edificios. El fallo está recurrido.

Luis Sendra, decano del Colegio Oficial de Arquitectos de la Comunitat Valenciana, apuntó que la sentencia de la Audiencia Nacional no es firme y la Generalitat la ha recurrido. Sendra insistió en que la ley es clara y apuntó que cada ingeniería está especializada en un campo. «Nadie está limitado a estudiar una carrera para ejercer una determinada profesión. Los ingenieros de caminos pueden hacer puentes y los industriales, trabajar con máquinas. Es una sentencia de octubre y la difunden ahora», subrayó.

Compartir el artículo

stats