Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cientos de pisos en València vuelven al alquiler turístico ante el control del virus

Un hogar del Cabanyal cuesta 3.000 euros los meses de julio y agosto, frente a los 750 del resto del año

Edificio de apartamentos turísticos en el centro de València, en imagen de archivo. | GERMÁN CABALLERO

Edificio de apartamentos turísticos en el centro de València, en imagen de archivo. | GERMÁN CABALLERO

Cientos de pisos en València están volviendo al mercado del alquiler turístico tras catorce meses arrendados por temporadas ante el avance de la vacunación y el fin del cierre perimetral de la Comunitat Valenciana, según coinciden representantes de las inmobiliarias y agentes de la propiedad. Las empresas que explotan las viviendas han dado órdenes a las inmobiliarias de retirarlas del segmento de alquiler por temporadas para arrendarlas por días a partir del 30 de junio. La vuelta del turismo ya empieza a notarse en los precios. Un piso en la calle de la Reina (Cabanyal) de setenta metros, tres habitaciones y dos baños que cuesta los meses normales 750 euros ha pasado a valer 3.000 euros en julio y agosto.

En la capital del Túria había el 15 de marzo de 2020 (fecha de la entrada en vigor del primer estado de alarma) 5.711 viviendas que se alquilaban a turistas y tras la propagación de la pandemia entraron de golpe en el segmento tradicional y de arrendamiento por meses. Esos son los inmuebles que ahora están volviendo al arrendamiento por días. El alquiler tradicional ofrece una rentabilidad de entre el 4 y el 5 % y los inversores en pisos turísticos en València buscan un retorno de entre el 12 y el 13 % al año.

Nora García, presidenta de la Asociación de Inmobiliarias de la Comunitat Valenciana (Asicval), confirma que «las empresas de viviendas de alquiler turístico han retomado su actividad. Tienen el 30 de junio marcado en rojo. Son empresas que tienen hasta 200 viviendas en la capital y que en los últimos meses las han alquilado por temporadas». La representante de las inmobiliarias asegura que este tipo de pisos «puede llegar a costar hasta 80 euros por noche en Fallas». «Desde el estallido de la pandemia los hemos alquilado por meses por un coste de entre 500 y 800 mensuales. Yo he alquilado este tipo de pisos a emprendedores seleccionados por Lanzadera que necesitaban estar en València entre 4 y 6 meses o a familiares de pacientes ingresados en La Fe», precisa Nora García.

Vicente Díez, portavoz del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API) de Valencia, coincide con Nora García en que el fin del estado de alarma y el avance de la vacunación han dado un vuelco a la situación tras un año de travesía por el desierto. «Hemos notado la reactivación de los pisos turísticos. Hay una subida importante de los que están cerca de la playa donde se piden hasta 3.000 euros al mes. Eso solo lo pagan los extranjeros. Los valencianos no están dispuestos a pagar esas rentas en el Cabanyal», subraya Vicente Díez.

Cristina Recasens, fundadora de Recasens Real Estate, asegura que están recibiendo «llamadas de muchos extranjeros que quieren alquilar este verano un piso en el centro de València durante tres meses. Creen que les va a costar mil euros al mes, pero en esos casos los propietarios piden el doble porque es un alquiler de corta estancia. En la costa los precios están subiendo mucho más». Recasens ratifica que los apartamentos turísticos «se han alquilado por temporadas hasta el 30 de junio» y todas esas viviendas están saliendo al mercado del arrendamiento por días para aprovechar el verano y el regreso del turismo. «Solo hay que dar una vuelta por el centro de València para comprobar que los turistas han vuelto», subraya Cristina Recasens.

Las inmobiliarias también ha constatado que los estudiantes universitarios han avanzado la contratación de pisos compartidos para el próximo curso. «Las residencias de estudiantes han cogido mala fama por los brotes y se ha acentuado la demanda de viviendas de estudiantes. Vamos a volver a niveles de contratación de 2019»., afirma Vicente Díez.

Las ventas de inmuebles crecen un 6,7 % en la Comunitat

Las ventas de viviendas subieron un 6,7 % en el primer trimestre del año, según recoge la estadística del Colegio de Registradores de la Propiedad. La Comunitat Valenciana cerró el primer trimestre como tercera región con mayor actividad inmobiliaria por población de España. De enero a marzo se inscribieron 14,25 compraventas de viviendas por cada mil habitantes, cuota solo superada por Andalucía y Cataluña. Adelantó en este apartado a Madrid, quedando muy cerca de su inmediata anterior, Cataluña. En números absolutos, registró 17.496 compraventas. Alicante fue la tercera provincia española con 7.901 operaciones, mientras Valencia aparece cuarta con 7.405 ventas y Castellón registra 2.190. El precio medio ha caído un 2,5 % tras situarse en 1.278 euros el metro cuadrado. La Comunitat fue la tercera región con mayor peso de extranjeros en la adquisición de viviendas (19,4 %), solo superada por Baleares y Canarias.

Compartir el artículo

stats