Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bañuelos reaparece al pujar por la fábrica de Nissan en Barcelona

El empresario valenciano fundador de la extinta Astroc tomará el control de la sueca Inzile, dedicada a la fabricación de vehículos eléctricos y aspirante a reactivar la planta de la firma nipona

Enrique Bañuelos, en una imagen de archivo. | LEVANTE-EMV

Enrique Bañuelos, en una imagen de archivo. | LEVANTE-EMV

Enrique Bañuelos reaparece en España con nuevas aventuras empresariales. El inversor valenciano fundador de la extinta Astroc, compañía cotizada en Bolsa y una de las que abanderó el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008, también promotor del parque temático BCN World y otrora propietario de negocios inmobiliarios y agroindustriales en Brasil y Londres, acaba de anunciar que tomará en breve el control del grupo sueco Inzile al suscribir la ampliación de capital que ha iniciado este holding nórdico.

Esta mercantil ha presentado una oferta por la fábrica de Nissan en la Zona Franca de Barcelona, multinacional japonesa que tiene previsto cesar su actividad a finales de 2021 y sobre la que se han presentado varias ofertas de inversores internacionales para mantener su actividad de fabricación de vehículos. Incluso hay posibilidades de que Nissan se convierta en una fábrica de baterías eléctricas.

Reinvención

Según informa Inzile, el grupo sueco ha firmado un acuerdo condicional para la adquisición de la empresa catalana QEV Tech Holdings de cara a impulsar el proyecto de reindustrialización de Nissan. El pacto alcanzado prevé intercambios accionariales entre QEVTech y el fabricante sueco de camionetas eléctricas urbanas.

En su enésima reinvención, el desembarco del otrora ‘rey del ladrillo’ en España en la puja por Nissan se produce porque eFashion Championship PTE Ltd (eFC) adquirirá el 63% de las acciones de Inzile. eFC es propietaria del 100% de las acciones de QEV Holdings y Enrique Bañuelos es dueño del 100 % de las acciones de eFC. « Inzile es la plataforma perfecta para consolidar empresas europeas de electromovilidad y realizar joint ventures internacionales preferentemente en Estados Unidos y Latinoamérica», asegura el empresario valenciano en un comunicado. Y sostiene que «el futuro pasa por diseñar las soluciones de electromovilidad que el mercado y los consumidores demandan, a través de nuevos canales comerciales, financieros y digitales». Inzile quiere un «centro europeo líder para vehículos eléctricos».

Enrique Bañuelos también llegó a controlar el 25% de la Formula E, el otro gran campeonato de monoplazas paralelo al de la Fórmula 1, organizado también por la FIA.

Compartir el artículo

stats