Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Valencia dobla la densidad comercial de las principales regiones europeas

En los próximos meses la Comunitat va a sumar otros 83.130 metros de superficie alquilable

Establecimientos en el parque comercial de Alfafar. | M.A. MONTESINOS

Establecimientos en el parque comercial de Alfafar. | M.A. MONTESINOS

La provincia de Valencia dobla la densidad comercial de las principales regiones europeas y tiene un 25 % más de metros de tiendas por habitante que la media española. Un informe de la consultora EY revela que el 44 % de los centros comerciales españoles necesita un reposicionamiento urgente ante los cambios en el consumo por el auge del mercado electrónico y subraya la saturación de zonas como Valencia, Madrid, Zaragoza o Murcia. Alicante también tiene una densidad comercial por encima de la media española y Castelló está a punto de superarla. En este contexto, la Comunitat Valenciana va a sumar en los próximos años otros 83.130 metros cuadrados de superficie bruta alquilable, repartidos entre Carcaixent, Benidorm y Finestrat.

La pandemia ha golpeado con fuerza los parques y centros comerciales valencianos con una caída de la afluencia en 2020 del 40,4 % y una reducción de las ventas del 22,5 %. De forma paralela, las transacciones del comercio electrónico crecieron un 23 %. Las consultoras inmobiliarias coinciden en que hay una sobreoferta de superficie comercial en la Comunitat Valenciana, que durante la pandemia ha sufrido más que otras regiones españolas por su dependencia del turismo.

La Comunitat Valenciana tiene en total 63 complejos comerciales con una superficie bruta alquilable de más de dos millones de metros cuadrados, según datos de la Asociación Española de Centros Comerciales (Aecc). De ellos, el 21 % son parques comerciales como el de Alfafar (que es uno de los más grandes de España y que cuenta con Ikea como motor). A los parques comerciales se suma una amplia red de 13 complejos vinculados a un hipermercado (como Carrefour de Campanar). Además, la región cuenta con diez centros pequeños (como Teler de Ontinyent), trece medianos y ocho grandes. De estos últimos hay tres muy grandes que disparan la superficie comercial de la Comunitat Valenciana por encima de la media: Zenia Boulevard (Orihuela), Nuevo Centro (València) y Bonaire (situado en Aldaia, con 158 tiendas y una afluencia anual de 11,2 millones de personas).

EY subraya que España cuenta con una superficie comercial de 345 metros cuadrados por cada 1.000 habitantes, una cifra muy superior a países como Alemania (181 metros cuadrados por cada 1.000 habitantes), Italia (228), Francia (250) e incluso Portugal (275). En Valencia la densidad comercial es de 456, en Alicante de 360 y en Castelló de 329.

La consultora advierte de que ante esta sobreoferta y la consolidación del comercio electrónico, «el consumidor del futuro no estará dispuesto como en el pasado a realizar desplazamientos largos y premiará a aquellos establecimientos que estén más cerca de su hogar. Además, realizará sus compras con mucha más frecuencia. La realidad de este nuevo consumidor debe ser tenida en cuenta por los principales propietarios de centros comerciales para adaptar convenientemente su propuesta de valor».

El análisis de EY incide en que el fuerte proceso disruptivo que supone la aceleración del comercio electrónico «está reflejándose en un deterioro notable del negocio de aquellos que no están siendo capaces de adaptarse al nuevo canal, hasta el punto de llegar a la bancarrota».

Compartir el artículo

stats