Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El aeropuerto de Manises recupera cuatro de cada cinco vuelos de 2019

Es el tercero de España con menor pérdida de actividad en la última semana respecto al año 2020

Pasajeros en el aeropuerto de Manises.

Pasajeros en el aeropuerto de Manises. JM López

Tras registrar caídas acumuladas de en torno al 80 % de actividad respecto al año prepandemia durante todo 2020 y parte del actual ejercicio, reducir la sangría a ‘solo’ el 20 % es una noticia esperanzadora. Es la situación en la que se encuentra el aeropuerto de Manises durante los últimos siete días y que le vale para situarse como uno de los que más se aproxima ya a esos añorados niveles de 2019 en España pese a los viejos fantasmas que ha resucitado la quinta ola de la covid en toda Europa.

Según los datos de Eurocontrol, el aeropuerto de València ha operado durante la última semana un 19,8 % menos de vuelos diarios que en el mismo periodo de hace dos años, mientras la media nacional sigue por debajo del 50% en ese mismo plazo. Dicho de otra forma, Manises ha recuperado cuatro de cada cinco de su volumen de 2019, el año en el que la infraestructura batió todos sus récords de visitantes.

El más activo de la península

Según los datos de la Organización Europea para la Seguridad de la Navegación Aérea, solo dos aeropuertos muestran un nivel de reactivación superior al valenciano. Son los de Ibiza y Tenerife Norte, a quienes favorece el componente insular. De hecho, los otros dos que rondan los niveles de Manises, aunque ya por detrás, son el de Las Palmas (-19,9 %) y el de Palma de Mallorca (-22,5 %), igualmente de los archipiélagos. Sevilla y Málaga son los siguientes peninsulares, pero sus pérdidas rondan todavía el 30 %.

En el otro lado, en el de los más afectados, se sitúan los que habitualmente registraban unos niveles mucho más altos de actividad, entre ellos el de Alicante.

Este aeropuerto todavía registra un descenso del 40 % de vuelos en estos últimos siete días de julio, estado muy similar al que presentan Barajas y El Prat. En el caso del alicantino, su exposición al mercado británico —en 2019 casi el 40 % de los vuelos que aterrizaron en el Altet provenían de Reino Unido— es la principal causa de que arrastre unas pérdidas mayores. A la vez, el sector turístico prevé que el fin de las cuarentenas obligatorias para los británicos vacunados al regresar a su país irá reactivando paulatinamente sus viajes, lo que repercutirá en el aeropuerto de Alicante.

Precisamente en esa línea, ayer el aeropuerto de Castelló anunció que refuerza su conexión con Londres con una nueva frecuencia semanal que operará Ryanair. Así, habrá vuelos hacia Stansted los martes, jueves y sábados. El objetivo, según manifestó la directora de Aerocas, Blanca Marín, es «favorecer la llegada de británicos a nuestro territorio y contribuir a la reactivación del turismo en esta campaña estival».

Compartir el artículo

stats