Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Parra se declara culpable en el caso Costa Bellver y abona 100.000 euros

CaixaBank, el Frob y la Abogacía del Estado retiran sus acusaciones contra los hermanos Calabuig tras llegar a un acuerdo en una de las causas del BdV

La sala donde se celebró el juicio, ayer, con los acusados en primer término, de espaldas. | EFE

El exconsejero delegado del Banco de Valencia, Domingo Parra, presentó ayer un escrito en el inicio del juicio por el caso Costa Bellver, que comenzó ayer en la Audiencia Nacional, en el que asume los postulados de la acusación ejercida por el ministerio fiscal, la Abogacía del Estado, CaixaBank y Bankia. Anticorrupción pide cuatro años de cárcel para él, el exdirector general de Bancaja, Aurelio Izquierdo, y los cinco hermanos Calabuig Gimeno, por una operación de compraventa de acciones del citado complejo inmobiliario en Castelló que provocó «un perjuicio económico» al Banco de Valencia y a Bancaja, ambas a la postre absorbidas por CaixaBank, superior a los 29 millones de euros.

No es la primera vez que Parra asume su culpabilidad en una de las causas que presentó el fondo público Frob tras la intervención del Banco de Valencia en noviembre de 2011. En este caso, con el propósito de reparar «el daño económico» causado al citado fondo, «ha procedido a realizar una transferencia a este organismo» por 100.000 euros. El que fuera principal ejecutivo de la desaparecida entidad financiera asegura en el escrito que dicha cantidad «proviene del patrimonio de sus hijos, que le están prestando todo el apoyo del que son capaces, dentro de sus propias limitaciones». Parra afirma que es un «verdadero esfuerzo» el citado pago para hacer frente a la responsabilidad civil del caso, pues tiene todo su patrimonio bloqueado y embargado en la causa que instruye el juzgado número 3 de la Audiencia Nacional desde 2013 a partir de la querella presentada por la asociación de pequeños accionistas Apabankval. En paralelo, Parra pide que se le apliquen atenuantes y solo se le imponga una pena de seis meses de prisión, en lugar de los cuatro años solicitados por la fiscalía, por un delito de administración desleal.

Indemnización

Por su parte, CaixaBank presentó un escrito en el que asegura que ha llegado, junto al Frob y la Abogacía del Estado, a un acuerdo extrajudicial con los hermanos Calabuig, que controlan Global Omnium, la antigua Aguas de Valencia, a raíz del cual retira las acciones penales y civiles ejercidas contra los empresarios. Fuentes judiciales y financieras explicaron que el acuerdo se ha sustanciado en el pago de una indemnización por una cantidad que no pudieron precisar. Global Omnium, el Frob y CaixaBank tampoco quisieron indicarla a este diario aunque es inferior a los citados 29 millones.

El abogado de Apabankval, Diego Muñoz Cobo, explicó que el juicio, pese a todo, continuará con normalidad porque tanto esta asociación como acusación particular, como la fiscalía, mantienen sus demandas por la vía penal. Fuentes financieras indicaron, por otro lado, que el acuerdo con los Calabuig tiene la lógica de que el Frob recupera parte del dinero perdido por la intervención al tiempo que mantiene la persecución penal de quienes gestionaban el Banco de Valencia, es decir Parra e Izquierdo, sobre todo.

Compartir el artículo

stats