Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los productos ecológicos son tres veces más caros que los convencionales

La Organización de Consumidores y Usuarios y las patronales de supermercados reclaman un IVA del 4 % para los alimentos ‘bio’ y ‘eco’

Los productos ecológicos son tres veces más caros que los convencionales ED

El consumo de productos ecológicos, en España por debajo de la media de la Unión Europea, es necesario para conseguir un mundo más sostenible. El problema es que los llamados alimentos ‘eco’ y ‘bio’ son mucho más caros, de media tres veces más que sus equivalentes de marca blanca, tal como demuestra un estudio de precios presentado ayer por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre artículos de alimentación y droguería en casi una veintena de cadenas de supermercados.

En concreto, los productos certificados como ecológicos o con la denominación ‘eco’ o ‘bio’ cuestan, de media, un 216 % más que sus equivalentes de marca blanca y casi el doble (77% más) que los de enseña líder, constata el citado informe comparativo.

Y es que se trata de un problema de costes. La agricultura ecológica tiene menor productividad porque necesita más mano de obra, debe mantener la fertilidad del suelo a base de alternar cultivos y no emplea plaguicidas químicos y fertilizantes sintéticos. Mientras, la ganadería ecológica emplea más tiempo de cría en algunas especies, necesita más terreno o reducir el número de animales en la misma superficie y la alimentación de pasto y cereales produce menos rendimiento que la de piensos y forraje.

Aunque España sobresale con nota en términos de producción de alimentos ecológicos -tiene 2,3 millones de hectáreas y es el principal productor europeo dedicado a la agricultura ecológica y el tercero a nivel mundial- todavía se encuentra lejos de la media europea en lo que respecta al consumo con el 2,24 % del mercado total. Hay que tener en cuenta que países como Dinamarca alcanzan el 12,1% de cuota ‘bio’, en Suiza el 10,4% y en Austria, el 9,3% del total de consumo.

Diferencias de precios

Los resultados publicados en la revista Compra Maestra de noviembre, con datos del mencionado informe de la OCU, revelan que las mayores diferencias de precio se dieron en productos de higiene y cuidado personal, como los geles de ducha y los jabones en pastilla, pero también en algunos de alimentación como los yogures o el arroz.

De esta forma, las brechas de valor también dependen de la tienda donde se adquieran. Así, los productos ecológicos de Lidl, Aldi y Carrefour son un 50% más baratos, de media, que los que venden Merkabio y Herbolario Navarro, dos tiendas especializadas que a cambio ofrecen una mayor variedad de marcas.

Dentro de las cadenas ecológicas destaca Véritas por su amplia oferta a precios más ajustados, mientras que dos de las mayores cadenas de España, Mercadona y Dia, apenas ofrecen productos ecológicos, por lo que no se ha podido valorar sus precios, según la OCU. El análisis sólo se refiere a los certificados de venta en supermercados, pero hay otras alternativas que podrían ser más asequibles, como los productos sostenibles pero sin certificación ecológica, productos caseros o los que se venden en canales alternativos: compra directa al productor, cooperativas de consumidores. «La sostenibilidad es una necesidad, no un lujo. Necesitamos productos ecológicos más asequibles y con mayor presencia en el mercado», aseguran fuentes de la OCU.

Menos impuestos y etiquetado

Por eso, esta organización de consumidores pidió ayer al Gobierno un IVA superreducido del 4 % para los productos ecológicos, con el fin de promover un consumo «más ético y sostenible», al tiempo que se favorece la biodiversidad. Para impulsar un consumo sostenible, esta entidad de consumidores pide un IVA superreducido para los productos ecológicos, toda vez que entiende que estos favorecen la biodiversidad, limitan la contaminación de los ríos y acuíferos con fertilizantes y pesticidas, a la vez que promueven el empleo local, entre otros muchos beneficios. También las patronales de supermercados Asedas y Aces han reclamado un IVA del 4 % para los alimentos ‘bio’ y ‘eco’.

Asimismo, solicitan un nuevo etiquetado europeo de sostenibilidad que indique el grado de compromiso ecológico, social y económico de cada producto, e insisten en la necesidad de impulsar acciones de información y educación que ayuden a combatir el cambio climático, tal como se recoge en la campaña Cámbiate al verde de la OCU.

Esta organización también anima a los consumidores a modificar algunos de sus hábitos de compra en favor de un consumo más sostenible y, para ello, aconseja priorizar los productos locales y de cercanía; elegir productos de temporada; reducir el consumo de carne y lácteos, y evitar el sobreenvasado en favor de los productos a granel.

Compartir el artículo

stats