Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los valencianos se lanzan a invertir y elevan el crédito en 3.500 millones en el último año

El volumen de dinero prestado por las entidades financieras asciende a 114.587 millones de euros al cierre del tercer trimestre de 2021, según los últimos datos del Banco de España

Exterior de una oficina de una entidad financiera en València. | LEVANTE-EMV

Tras un 2020 de confinamientos y restricciones que redujo considerablemente el gasto de los ciudadanos en muchas ocasiones por la imposibilidad de consumir, sobre todo en hostelería, viajes y cultura, los valencianos han disparado sus inversiones a niveles desconocidos, como prueban los últimos datos del Banco de España, correspondientes al tercer trimestre de 2021, que ponen de manifiesto que el volumen de créditos concedido por las entidades financieras a las admnistraciones públicas y los sectores residentes en la autonomía se situó a 30 de septiembre en 114.587 millones de euros. El importe está casi 3.500 millones por encima de los 110.993 contabilizados al finalizar el tercer trimestre de 2020. Cabe precisar que en este período también se ha consolidado una fuerte inversión inmobiliaria en parte por el parón provocado por la pandemia y otra por la búsqueda de mejores residencias tras la experiencia del confinamiento.

Paralelamente, también ha crecido de manera considerable el volumen de depósitos bancarios de administraciones, empresas y familias. Al terminar septiembre de 2020, el ahorro de los valencianos ingresado en las entidades financieras era de 118.812 millones, mientras que justo un año más tarde dicha cifra había aumentado hasta los 125.481, lo que implica una subida de 6.600 millones.

Los datos del Banco de España también ponen de relieve el progresivo desmantelamiento de la red de oficinas en el que están inmersas las diferentes entidades financieras, una dinámica iniciada en la Gran Recesión y que se mantiene de forma más acusada por la digitalización y las fusiones. Así, la Comunitat Valenciana terminó el tercer trimestre con 2.009 sucursales tras haber cerrado 179 establecimientos en el último año. Con la absorción de Bankia por CaixaBank, lo más probable es que el número de oficinas baje de 2.000 cuando se contabilice todo 2021.

Cajeros

Además del cierre de oficinas, las entidades bancarias también ha acometido en la última década larga una reducción considerable en el número de cajeros automáticos. El parque de estas terminales al finalizar septiembre del año pasado era de 48.081 unidades, lo que implica, según el Banco de España, 1.400 menos que al cierre de 2020. Desde 2006 han desaparecido alrededor de 10.000 cajeros.

Compartir el artículo

stats