Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Energía

Casi uno de cada tres beneficiarios del bono social eléctrico es una familia numerosa

Unas 230.000 familias con tres hijos o más reciben actualmente una ayuda del 60% del recibo sean cuales sean sus ingresos | Otros 80.000 grandes hogares perciben el 70% del descuento por tener una renta inferior a los 8.000 euros anuales

Una lámpara refleja el importe de una factura.

Casi uno de cada tres beneficiarios del bono social eléctrico en España es una familia numerosa, según los datos revelados este lunes por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en su informe del mercado minorista de gas y electricidad del año 2020. En total, 313.764 familias con tres o más hijos reciben este descuento en su factura, de los cuales 233.758 lo hacen independientemente de su nivel de ingresos.

El bono social eléctrico es un descuento del 25% en la factura eléctrica del que pueden beneficiar los consumidores considerados vulnerables de electricidad que tengan contratado el Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) en función de determinados criterios de renta --lo máximo es una renta inferior a los 25.000 euros anuales en caso de que existan circunstancias especiales como que algún miembro tenga una discapacidad o sea víctima de la violencia de género--, a excepción de las familias numerosas que pueden ser beneficiarias de este descuento siempre que lo soliciten sin excepción.

En el caso de los vulnerables severos, el descuento asciende al 40% y en este caso sí las familias numerosas tienen un límite de ingresos: que la renta de la unidad familiar sea inferior o igual a dos veces el IPREM en 14 pagas, esto es, inferior a los 7.519,59 euros (según las cifras de 2020).

La tarifa PVPC está indexada al precio de la electricidad en el mercado mayorista y, por tanto, está afectada diariamente por las variaciones de los precios en este mercado que en los últimos meses se han incrementado un 200%. Por eso, el Gobierno amplió en octubre los descuentos --hasta el 60% y el 70%, respectivamente, hasta el 30 de abril de 2022-- para tratar de evitar que los consumidores vulnerables sean los más perjudicados por la subida de precios.

Esto implica que en la actualidad hay 230.000 familias numerosas que reciben un descuento del 60% sean cuales sean sus ingresos anuales. El resto de consumidores vulnerables beneficiarios de esta rebaja son 228.316 familias sin hijos; 17.827 familias con un menor a cargo; 14.480 familias con dos menores y 71.366 pensionistas, así como 2.682 beneficiarios afectados por el covid. En el caso de los vulnerables severos, 306.384 son unidades familiares sin menores; 59.982, unidades familiares con un menor y 36.760 con dos; 80.006 familias numerosas y 49.979 pensionistas. A esto hay que sumar 4.069 en riesgo de exclusión social.

Reforma del bono social

En total, según los datos de 2020 de la CNMC 1,1 millones de consumidores son perceptores del bono social. Sin embargo, según un estudio de Cáritas y Foessa, recogido por la OCU, en España hay al menos 2,4 millones de hogares con dificultades severas para pagar la factura eléctrica. Según las últimas cifras del ministerio para la Transición Ecológica el 10,9% de los hogares no pudo calentar su vivienda en 2020, lo que supone más de 2 millones de hogares, si se emplea la estimación de 18,7 millones de hogares del Instituto Nacional de Estadística (INE). Cabe recordar que los beneficiarios del bono social eléctrico reciben de forma automática el bono social térmico (una especie de ‘cheque’ durante los meses de invierno para pagar parte del consumo de la calefacción con cargo a los Presupuestos aunque las comunidades autónomas son las encargadas de su reparto).

El Gobierno trabajaba desde hace meses en una modificación de las condiciones del bono social para alcanzar a una base de usuarios más amplia, pero sin desvelar si mantendrá esta posibilidad de que las familias numerosas se acojan a la ayuda sin necesidad de cumplir criterios de renta, como el resto, así como para que la renovación sea automática y no como ahora, cuando cada dos años los beneficiario deben solicitar de nuevo la ayuda con toda la documentación pertinente.

Un 42% de las familias numerosas

En una intervención en el Congreso de los Diputados hace un año la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, abrió la puerta a la posibilidad de fijar límites al acceso a esta ayuda para las familias numerosas. La Federación Española de Familias Numerosas (FEFN) con ella unos meses más tarde para defender mantener el acceso al bono social para las familias numerosas sin ligarlo a criterios de renta al tratarse de una “medida correctora de la penalización que estas familias sufren en el consumo, al pagar más cara la electricidad sólo por el hecho de ser más”.

Según justificó la FEFN en un comunicado tras la reunión sólo un 42% de las familias numerosas acceden actualmente al bono social y además hay un límite de consumo bonificable (4.140 kilovatios-hora al año), “que impide que puedan beneficiarse familias con rentas altas y con un consumo excesivo”. “Las familias con consumos propios de casas grandes, con jardines, piscinas, etc., no están dentro de los beneficiarios del bono social, aunque tengan el título de familia numerosa, ni ven bonificado este consumo extraordinario”, aseguraron.

Compartir el artículo

stats