Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los jóvenes recuperan terreno en el mercado laboral valenciano

Son el colectivo con mejor evolución en el primer trimestre si se compara empleo y paro

Varios jóvenes en el campus de tarongers en una imagen de archivo M.A.Montesinos

Los más jóvenes son el colectivo de edad que mejor evolución ha tenido en el primer trimestre de 2022 si se comparan sus resultados de acceso y salida del mundo laboral. Los últimos datos de la Generalitat dejan constancia de que 22.400 personas de entre 16 a 24 años encontraron empleo, en unos casos procedentes del paro o los estudios y en los más desde la inactividad. Por contra, 10.900 ciudadanos de estas edades pasaron desde el empleo a la desocupación o la inactividad. En consecuencia, el saldo es positivo en 11.500.

En ninguna otra franja de edad se produce una ganancia tan significativa. El colectivo integrado por las personas que están entre los 25 y los 34 años es el que más empleo logra (42.700) y también el que más pierde (37.200). La diferencia entre uno y otro se sitúa en los 5.500 en términos positivos. Los que están entre los 35 y los 44 años lograron 16.100 empleos y perdieron 14.900, con una ganancia entre un dato y otro de 1.200.

Evolución

Pese a las tradicionales dificultades para encontrar un puesto de trabajo, los valencianos que están entre los 45 y 54 años fueron los segundos con una mejor evolución: 31.000 de ellos entraron al mundo laboral y 24.700 salieron, con lo que la diferencia es de 6.300. En negativo solo están los mayores de 55 años, con un saldo en rojo de 4.600: de 20.700 a 25.300, en este último caso incluidos los que van a la perjubilación o se convierten ya en pensionistas. Al respecto cabe señalar que el número de personas con esa edad que pasaron de la ocupación a la inactividad fue de 15.900, una cifra inferior en 6.900 a la del primer trimestre de 2021.

Los hombres son los que salen peor parados a la hora de encontrar o perder un empleo

decoration

Otro dato significativo del período comprendido entre enero y marzo de 2021 es que los hombres residentes en la Comunitat Valenciana están más castigados en el mercado laboral que las mujeres. De las 132.800 personas que en dicho período lograron entrar en el mundo del empleo, el 56 % (75.400) eran mujeres y el restante 44 % (57.400) eran hombres. Ambos porcentajes son significativamente distintos del 50,7 % y el 49,3 % que representan cada uno de ellos en el conjunto de la población de la autonomía. En el colectivo de quienes pasaron de la inactividad a la ocupación, las féminas ganan por goleada: 33.400 frente a 12.100.

Se trata de una dinámica que también se produjo el año pasado en el mismo período. Entonces, de las 105.400 personas que entraron a trabajar en la autonomía, 62.600 eran mujeres, lo que implica un 59,3 % del total.

Peso poblacional

Las féminas lograron por otro lado un menor porcentaje del que les correspondería por su peso poblacional en cuanto a la pérdida de empleo. Así, de las 113.000 personas que pasaron de tener un puesto de trabajo a ir a la desocupación o la inactividad, 54.200 fueron mujeres, lo que equivale al 47,9 % del total. También es cierto que en el primer trimestre de 2021 hubo más mujeres que hombres que dejaron de trabajar: 85.000 de un total de 156.800, con lo que el porcentaje que representaban las primeras era del 54,2 %.

Los datos de la Generalitat constatan los efectos de la sexta ola de ómicron y el inicio de la invasión de Ucrania, ambos fenómenos concretados en este primer trimestre del año. Así, el número personas que entran en el mundo laboral se reduce en un 29,7 % respecto al cuarto trimestre de 2021, aunque también es cierto que baja un 26,9 % el de aquellos que han perdido su puesto de trabajo. En la comparativa interanual, el resultado es positivo en el primer caso (26 %) y negativo en el segundo: 27,9 %.

Compartir el artículo

stats