Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La fusión de Amberes y Brujas refuerza el eje portuario del norte de Europa frente al sur

El Puerto de València posee alianzas energéticas con el de Hamburgo

Imagen aérea de una de las terminales de contenedores del Puerto de Amberes-Brujas, en una imagen reciente. | LEVANTE-EMV

Las autoridades portuarias de Amberes y Brujas han sellado esta semana la fusión de sus respectivas sociedades para crear el puerto de exportación más grande de Europa en mercancías totales. Se llamará a partir de ahora de Amberes-Brujas, liderará el movimiento de vehículos y productos químicos y será segundo en tráfico de contenedores, sólo superado por Rotterdam (debido al mayor movimiento de transbordos). Así, la integración de Amberes y Brujas refuerza el eje formado por los grandes gigantes del norte de Europa (incluido el de Hamburgo) frente a los emplazamientos del sur del viejo continente, entre los que se encuentra el de València.

La fusión de Amberes y Brujas refuerza el eje portuario del norte de Europa frente al sur

El nuevo megapuerto agrupa a 1.400 empresas, 74.000 puestos de trabajo directos y 90.000, indirectos. Y producirá un valor añadido de casi 21.000 millones de euros, lo que representa el 4,5 % del PIB de Bélgica. Suma un tráfico total de 289 millones de toneladas. El año pasado resultó el 12º del mundo en movimiento de contenedores, con un trasiego de 159 millones de toneladas y 14,2 millones de TEU (unidad de veinte pies).

Esta fusión, según sus gestores, ha aprovechado las fortalezas de cada uno de los dos puertos e impulsará la «fidelización de las escalas de buques de las principales navieras». Amberes está especializado en el tránsito y la gestión de contenedores, productos químicos y carga general; mientras que Brujas es clave para el tráfico de vehículos y material rodado, así como de contenedores. Uno de los objetivos del puerto de Amberes-Brujas será convertirse en un centro mundial de ‘energía verde’ a través de varios proyectos en marcha. Entre otros, uno de captura, almacenamiento y reutilización de CO2, y otro para hidrógeno verde. De hecho, se prevé que en 2028, el puerto de Amberes-Brujas tenga capacidad para recibir las primeras moléculas de hidrógeno verde en su plataforma.

Pendiente de su ampliación a través de la terminal norte, Valenciaport afianzó el año pasado su posición estratégica como el cuarto puerto de Europa y el 27 a nivel mundial según los datos de la consultora Alphaliner correspondientes a 2021. El recinto valenciano adelantó al griego de El Pireo para consolidar su posición como primer puerto europeo de referencia en el Mediterráneo. También mejoró un puesto respecto a la clasificación de 2020. La clasificación mundial está liderada por los recintos asiáticos (Shanghái, Singapur y Ningbo).

Para encontrar el primer puerto europeo hay que ir a la posición undécima que ocupa Rotterdam, seguido por Amberes que es 15º, Hamburgo el 19º, València en 27º lugar y El Pireo que ocupa la 29º. Por otro lado, los principales incrementos se dieron en puertos indios (Mundra y Nhava Sheva), estadounidenses (Los Ángeles y New York) y Marruecos (Tánger).

El citado informe destaca la importancia de los puertos mixtos, que son aquellos que concentran carga y transbordo. En el caso de Valenciaport, sus muelles gestionaron 5.614.454 contenedores, un 3,4% más que el ejercicio anterior.

Más allá de las fusiones entre puertos del Mediterráneo, y entre los de España, que el Gobierno de España todavía no tiene como prioridad, lo que sí se aceleran son las alianzas entre los recintos de ambos lados de Europa para ahorrar costes. De hecho, los Puertos de València y Hamburgo han sellado una alianza para ir de la mano en el desarrollo de proyectos de hidrógeno aplicados en el sector marítimo. Esta sinergia «demuestra el claro compromiso del sector portuario en la lucha contra el cambio climático», aseguran fuentes de la APV.

Además, los puertos de Barcelona y Busan (Corea) firmaron el pasado octubre la puesta en marcha de la sociedad B2B Logistics Busan & Barcelona Hub S.L. que gestionará y promocionará los intercambios comerciales entre el sur de Europa y Corea. En concreto, se encargará de facilitar la distribución de productos coreanos a través de un almacén situado en la Zona de Actividades Logísticas del Port de Barcelona. Mientras, los puertos belgas y holandeses han creado un sistema impulsado por los puertos de Rotterdam, Ámsterdam, el Puerto del Mar del Norte, Drechtsteden, el de Amberes y De Vlaamse Waterweg para desarrollar un plan que establezca un sistema único de energía eléctrica que abastezca a la navegación interior y a los cruceros fluviales mientras los buques están amarrados.

Compartir el artículo

stats