Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puig anuncia en Bolonia un ‘lobby’ europeo para ayudar a la cerámica

El president, tras reunirse con su homólogo de la Emilia-Romagna, anunció que viajará a Bruselas antes del final de año para que la UE active medidas

Ximo Puig, junto a su homólogo de la Emilia-Romagna, Stefano Bonaccini, ayer. | LEVANTE-EMV

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, considera que la situación del sector cerámico europeo es «asfixiante» debido a la escalada de costes energéticos, por lo que reclama la intervención de las instituciones comunitarias para garantizar su futuro. Una postura compartida por el presidente de la región italiana de Emilia-Romagna, Stefano Bonaccini. Castelló y esta zona del país transalpino tienen en común la concentración de sus producciones nacionales de azulejos, por lo que ambos territorios están afectados por la crisis agravada desde el estallido de la guerra en Ucrania.

Los dos presidentes acordaron ayer hacer un frente común ante la UE para activar medidas que salven a esta industria. «La primera decisión que hemos pedido es una reunión con el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Paolo Gentiloni, para intentar visualizar de manera clara y directa en la UE que la situación de esta industria es absolutamente inaguantable e inaplazable». Consideró que debe haber una acción por parte de las instituciones comunitarias, «porque nos jugamos un tejido industrial fundamental». «Estamos para ayudar y promover la cerámica, pero con estos precios es muy difícil mirar hacia adelante», comentó. Puig apuntó que la visita a Bruselas será antes de fin de año.

A la inquietud que provoca la elevada cotización del gas, el presidente valenciano añadió la necesidad de modificar el mecanismo del mercado de emisiones de CO2, que en los últimos tiempos se ha caracterizado por «tener una mercado especulativo, que afecta a los mercados de la cerámica».

Por su parte, el presidente de Emilia-Romagna también hizo referencia a la necesidad de hacer un frente común, y añadió la voluntad de «trabajar para encontrar soluciones que mantengan unidos el trabajo y el medio ambiente» en el sector.

La de Puig es la principal presencia institucional que acompaña a los empresarios de Castelló a la feria de Bolonia. A diferencia de la feria Coverings de EE UU, en la que la ministra de Industria, Reyes Maroto, dio la cara por el Ejecutivo, en esta ocasión no hay representantes del Gobierno.

Aportaciones

Puig anunció en el debate de política general que se destinarán más ayudas a la cerámica. El conseller de Economía, Rafa Climent, especificó que serán 180 millones de euros en forma de crédito para aportar liquidez al sector. «Además, trabajaremos con la dirección general de Industria para ofrecer otras aportaciones en ayudas directas», dijo, algo que dependerá de las partidas del próximo presupuesto de la Generalitat.

Desde el sector se está a la espera de conocer los detalles de las medidas. El secretario general de la patronal cerámica (Ascer), Alberto Echavarría, comentó que quieren ver «cómo se van a concretar». El presidente de la Generalitat se reúne hoy con directivos de Ascer para «ver las oportunidades que existen con el fin de ayudar al máximo», incidió, dentro del margen que posibilite la UE. Otro anuncio del jefe del Consell fue la petición de un plan Perte de descarbonización de la cerámica, ya que los actuales planes estatales excluyen a este sector.

Compartir el artículo

stats