2 Billetes de Tren GRATIS Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Financiación de la vivienda

La concesión de hipotecas se sigue ralentizando con las de interés fijo a la baja

Con el descenso interanual de marzo, ya encadena dos meses de tasas negativas tras la caída del 2% que se anotó en febrero

Edificio de viviendas en Madrid. Archivo

El peso de las hipotecas a tipo fijo para financiar la adquisición de viviendas sigue perdiendo peso al suponer el 63,9% de todas las firmadas, frente al 36,1% de las de interés variable, según los datos de marzo del Instituto Nacional de Estadística (INE). La proporción de hipotecas nuevas a tipo fijo es la más desde mayo de 2021. A todo ello se suma la ralentización en la concesión de préstamos para financiar la compra inmuebles como consecuencia del encarecimiento de los tipos de interés.

Desde el verano pasado, los préstamos para financiar la vivienda con un interés fijo, que alcanzaron su máximo histórico, han caído unos 10 puntos en lo que respecta a su proporción sobre el total, y van cediendo un terreno que ganan las de tipo de variable. En todo caso, dentro de estas, las que destacan, aunque no las contabiliza la estadística del INE, son las hipotecas mixtas, en las que los primeros cinco o 10 años, el periodo en el que más pesa la carga financiera, mantienen fijo el interés.

En las hipotecas sobre viviendas a interés variable, el interés medio inicial es del 2,72% y en las de para las hipotecas a tipo fijo, del 3,15%. Los bancos ofrecen condiciones más atractivas en las variables y las mixtas que en las fijas, en las que hay que anclarse por un periodo de 20 o 30 años a un tipo que se sitúa por encima del 3% y se aproxima al 4% e incluso llega a superarlo en algunos casos.

En las hipotecas constituidas sobre viviendas, el tipo de interés medio, que incluye tanto las variables como las fijas es del 2,99% y el plazo medio de 25 años. En marzo del año pasado era del 1,80%, lo que refleja el impacto que han tenido las subidas de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE), que comenzaron en julio del año pasado para combatir la escalada de la inflación.

Los datos revelan la desaceleración del mercado inmobiliario después de que las subidas de los tipos de interés se trasladaran al euríbor, la principal referencia para las hipotecas de interés variable, que sigue su tendencia hacia el 4%. En abril del año pasado, esta referencia entró en territorio positivo tras estar en negativo desde 2016. Las autoridades monetarias admiten que le proceso de subidas podrían estar llegando a su fin, pero a la vez destacan que el precio del dinero en los niveles actuales durará un periodo "prolongado" hasta alcanzar la meta de una inflación del 2% a medio plazo.

Y la ralentización, que el Banco de España prevé que producirá un "aterrizaje suave" de los precios, se ve también en el número de hipotecas constituidas sobre viviendas que en marzo fue de 36.182, un 15,7% menos que un año atrás, aunque avanzó un 0,8% con respecto al mes anterior. Y su importe medio, de 142.663 euros, con una disminución del 1,5%. El impacto en el mercado se nota, ya que los aumentos del número de hipotecas para vivienda concedidos en los meses de marzo de 2021 y 2022 con respecto al mes anterior fueron del 15,4% y el 17,2%, respectivamente, mientras que en el de este año ha sido de solo el 0,8%

 Con el descenso interanual de marzo, la firma de hipotecas sobre viviendas encadena dos meses de tasas negativas tras la caída del 2% que se anotó en febrero, mientras que acumula una caída interanual del 5,6% en el primer trimestre.

Los analistas prevén que el euríbor a 12 meses tocará techo en el en torno del 4%, mientras que a finales del año que viene podría bajar a entorno a la mitad. El panel de Funcas, que recoge las estimaciones de 19 servicios de estudios, pronostica que este indicador alcanzará el 4,25$ este año y el 4% el que viene.

Compartir el artículo

stats