Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La empresa

Cementos La Unión sale de compras por América

Cementos La Unión sale de compras por América

Cuenta Ricardo Vela, director general de Cementos La Unión „controlada por diversos socios valencianos y presidida por el empresario Generoso Bertolín Agustín„ que la mercantil ha sabido aprovechar el parón inmobiliario registrado en España al inicio de la crisis económica para trasladar gran parte de su negocio en el exterior, sobre todo con la puesta en marcha de la la factoría Arabian Cement Company (ACC). El desplome del consumo de cemento en el mercado doméstico tras el pinchazo de la burbuja del ladrillo ha sido aprovechado por la firma valenciana para crecer fuera del mercado doméstico y para salir de compras en países de Sudamércia.

«Egipto va como una moto. No producimos suficiente cemento y tenemos que importar para abastecer las necesidades de este país que no para de construir infraestructuras: aeropuertos, puentes, autovías y viviendas», explica el principal ejecutivo de la compañía en declaraciones a El Mercantil Valenciano. Y, es que, el país del Canal de Suez, prepara la puesta en marcha de nuevos ciudades que serán pobladas por tres millones de habitantes en el norte del inmenso país. La planta situada en llanuras semidesérticas próximas al canal de Suez es un moderno complejo industrial donde realizó una inversión global de 315 millones de euros. ACC fue la primera compañía que empezó a cotizar en la bolsa egipcia desde la revolución que derrocó a Mubarak en 2011. Arabian Cement Company, mercantil participada por Cementos La Unión (60%) y accionistas del país norteafricano, forma parte de la expansión internacional emprendida por la compañía valenciana a finales de los noventa y se complementa con centros de República Dominicana y Chile. La corporación controla las mercantiles Hormiunión, Concret Unión, Áridos Monfort, Cementos Sanjuán (Chile) y Cementos Santo Domingo (República Dominicana). «En Sudamérica y Centroamérica vemos posibilidades de crecer, con la adquisición de algunas instalaciones, aunque estas se materializarán en el largo plazo», puntualiza el principal directivo de la compañía.

La factoría egipcia ha alcanzado una facturación de 265 millones de euros, con un beneficio de 32 millones. Mientras, el grupo consolidado cerró el ejercicio con 324 millones de cifra de negocio y unas ganancias de 25 millones. La planta próxima a El Cairo ha estado financiada por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Banco de Nacional de Egipto. Emplea a 1.200 trabajadores y está operativa todo el año excepto los veinte días de parada por cuestiones técnicas. Es una máquina de hacer cemento.

Perspectivas en el mercado doméstico

Otro cantar es el mercado doméstico. Según Ricardo Vela el consumo de la materia prima sigue estancado y tan solo algunas autonomías como Madrid, Baleares, Cataluña y Aragón tiran del consumo por os pedidos de la construcción. Sin embargo, la Comunitat Valenciana se mantiene bajo mínimos. «La paralización de las inversiones públicas en Valencia han afectado de lleno a la industria auxiliar de la construcción. Falta confianza empresarial», agrega. Mientras tanto, los precios, dependiendo de la calidad y de la logística, también reflejan el desplome. El valor oscila entre 55 y 70 euros por tonelada, frente a los 80 euros que alcanzó antes de la crisis.

Compartir el artículo

stats