Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luces de cambio de ciclo en el sector inmobiliario

El sector inmobiliario se frena en EE UU, que suele anticipar lo que pasa en europa y españa

Luces de cambio de ciclo EUROPA PRESS

Las principales cadenas de televisión en Estados Unidos advierten estos días a sus espectadores de que el ciclo inmobiliario que arrancó hace una década ha llegado a su fin y recomiendan no comprar ahora una vivienda porque prevén bajadas en los próximos meses. Los analistas explican que los tipos de interés al que están referenciadas las hipotecas han superado el 5 % y el precio de los inmuebles ha alcanzado máximos históricos. Estados Unidos suele anticipar lo que meses después ocurre en Europa y en España. Contra todo pronóstico, el precio de la vivienda en la zona euro no ha parado de subir durante la crisis del coronavirus y además ha pisado el acelerador ante el ansia de familias con recursos de cambiar de casa tras descubrir que las suyas no les gustaban durante el confinamiento. Los precios en algunas zonas de Valencia han subido hasta un 20 % en el último año. La gran diferencia con Estados Unidos es que por ahora los tipos de interés de referencia hipotecaria, como el euríbor siguen muy bajos, aunque comienzan a subir. Los expertos reconocen que lo lógico es que en los próximos meses el sector se enfríe, aunque descartan de forma unánime una gran crisis y una bajada fuerte del precio.

Vicente Díez, portavoz del Colegio de Agentes de la Propiedad (API) de Valencia, subraya que históricamente los ciclos alcistas en el sector inmobiliario en España han durado como máximo ocho años y el actual ya lleva siete. «Lo que pasa en Estados Unidos se suele reproducir con el tiempo aquí, pero no veo un parón en España a corto plazo. Es cierto que los precios de la vivienda están excesivamente altos en Alemania, Austria o Países Bajos, pero en España todavía tienen margen de subida. Lo que no vamos a ver son subidas de más del 15 % como la de los últimos doce meses. Probablemente, la vivienda subirá entre un 1 % y un 2 % en los dos próximos años, y podría bajar algo en 2024», asegura Díez.

Fernando Cos-Gayón, director de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Edificación de la Universitat Politècnica de València y del Observatorio de la Vivienda de la UPV, asegura que a diferencia de lo que ocurrió en 2008 el mercado inmobilario español está muy saneado y no prevé un gran parón en el sector. «Los precios son elevados en algunas zonas concretas de Madrid, Barcelona y Málaga, pero no en València. Ahora mismo no hay indicadores que digan que no es el momento de comprar a diferencia de Estados Unidos». Cos-Gayón reconoce como los API que «en los próximos meses no se van a producir subidas del 15 % como en el último año. Los pisos han subido tanto porque no hay oferta y el coste de la construcción se ha disparado. En el futuro veremos incrementos acordes con la inflación». El director de la cátedra de la vivienda descarta un desplome como el de la última crisis porque «lo que se construye está financiado por fondos de inversión y mucho está destinado al mercado del alquiler».

José Manuel Martínez, subdirector general de Olivares Consultores, afirma que la situación es diferente a Estados Unidos porque el gran incremento de precios que se ha producido en València se debe a los costes de producción (disparados por la crisis de las materias primas y el alza de la energía) y «sobre todo a la falta de oferta. Es lógico que los pisos suban mucho porque hay mucha demanda y poca oferta. No es una subida de precios que implique riesgos porque a diferencia de 2008 los compradores tienen solvencia. Además, el sector no tiene nada que ver con el de antes». Martínez añade que históricamente los tipos para comprar una vivienda en Estados Unidos son más altos que en Europa porque allí la vivienda garantiza el 100 % de la deuda a diferencia de lo que ocurre en España.

Nora García, presidenta de la Asociación de Inmobiliarias de la Comunitat Valenciana (Asicval), reconoce que las entidades ya están endureciendo las condiciones de las hipotecas, lo que enfriará el crecimiento del sector.

Compartir el artículo

stats