08 de agosto de 2018
08.08.2018

Marta Peiró Romero | Falla Francisco Climent-Uruguay (Jesús)

El mejor regalo de cumpleaños, volver a la elección final trece años después

08.08.2018 | 04:15
El mejor regalo de cumpleaños, volver a la elección final trece años después

Que un súper-regalazo». Y tanto: celebrar el 23º cumpleaños el viernes y el domingo, alcanzar un puesto para la final de la Fonteta. Que compaginará con su particular subida de escalera en el plano laboral: «soy auxiliar de enfermería, acabo de graduarme en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear y en septiembre empiezo Enfermería». Lo que se dice ser cada vez más completa. «Ahora puedo realizar tacs, resonancias, placas, mamografías... pero si al pacente, por ejemplo, hay que ponerle una vía, eso lo ha de hacer una enfermera». Es un trabajo «de vocación, porque no hay nadie en mi familia» y de mucha responsabilidad. «Porque cuando haces una prueba, es normal que el paciente quiera saber. Te pregunta si ves algo. Yo veo cosas que soy capaz de distinguir, pero la importancia se la tiene que dar el médico y ni puedo, ni debo, ni diría nada porque no lo soy». Ha hecho residencia y prácticas y, de momento, acompaña de un trabajo de azafada de imagen para JTI (la multinacional Japan Tocacco International).

«Mi madre me apuntó a Francisco Climent hace 23 años. Y tengo 23 años. No hay otra falla para mi. La familia somos de allí y además somos vecinos: vivimos en la calle Carteros. No concibo la fiesta si no es en esta falla».

Será finalista buscándole el lado satisfactorio a lo que antaño fue decepción y lo de ahora, duda y suspense. «No tiro la toalla. Voy a hacerlo lo mejor posible pero con la confianza y la satisfacción de poder decir que no todo el mundo ha llegado a las dos finales». Porque, con nueve años, estuvo en la elección para la corte de 2006, en la Plaza de Toros. «A lo mejor Nuria Llopis no se acordará de mi, pero solía estar en su grupito en las pruebas. me lo pasé muy bien y aunque recuerdo lo que recuerd, porque era pequeña, es un recuerdo positivo».

Francisco Climent-Uruguay es una comisión tranquila. Pero puede presumir de ser los colíderes del distrito con 5 representantes. Aunque con cales y arenas. «En el año 2012 tuvimos a Marina Asensi; en 2013 a Teresa Ferrer...». Recordando a la cortesana subcampeona del mundo de karate shotokan. «Teresa está haciendo ahora crossfit y está preparando las oposiciones a juez». Es bonito saber de quien ha sido historia de la fiesta. El año pasado fueron dos las finalistas y no salió ninguna. «Y también me pasó a mi de niña. No veas la ilusión con la que afronta una comisión cuando tienes a dos en la final». Ha sido fallera mayor «porque mi hermano ha sido presidente infantil. Nos llevamos diez años. Nació justo cuando yo dejaba de ser fallera infantil».

Ahora se prepara para un viaje. Aunque no tan audaz como el del verano pasado. «Al acabar la preselección, salíamos del casal y mi padre me dijo que si se atrevía a irme con él una semana en coche hasta Alemania. Y lo hicimos. Mano a mano. Es una experiencia altamente recomendable».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook