31 de mayo de 2019
31.05.2019

¿Cómo afecta la evolución del euríbor a las hipotecas?

El índice vuelve a bajar, pero encarecerá las hipotecas al quedar por encima que el de 2018

31.05.2019 | 10:54
El euríbor, clave para saber la hipoteca que firmamos.

El euríbor sigue cayendo y podría cerrar este mes de mayo en el -0,131%. Tras once meses de subida, que se inició en febrero/marzo de 2018, volvió a bajar en marzo de 2019 y sigue con esta tendencia descendente desde entonces.

A pesar de continuar en números negativos, la subida del euríbor de mayo de 2018 a mayo 2019 afectará a quienes tengan que revisar su hipoteca. En mayo de 2019 el indicador ha sido un 0,057% más alto que en el año anterior que cerró en mayo de 2018 en un -0,188%. Por ello, para una hipoteca de 150.000 euros a 30 años con un diferencial de euríbor +0,99, incrementará sus cuotas en 3,63 euros, pagando así 43,56 euros más al año.

En el caso de una hipoteca de 300.000 euros a 30 años, con el diferencial de euríbor +0,99%, las cuotas aumentarán en 7,24 euros al mes, lo que significa un incremento de 86,88 euros al año.

El euríbor está en negativo pero crecen las hipotecas fijas ¿Por qué?


Hasta el año 2016, de las hipotecas que se firmaban cada mes, entre un 80%-90% eran de tipo variable. Sin embargo en los primeros meses de ese año, coincidiendo con la primera vez que el euríbor alcanzó niveles negativos, se registró un cambio en cuanto a la elección por parte de los clientes entre una hipoteca fija o una variable. El porcentaje de hipotecas fijas que se firman al mes comenzó a crecer y ha seguido subiendo, alcanzando en marzo de 2019 el 41,9%, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE)-

Al aumento del interés por las hipotecas fijas se ha sumado las ofertas de los bancos en este tipo de préstamos. Los tipos en las hipotecas fijas rondaban en 2016 el 4,06%, y este porcentaje ha ido descendiendo hasta encontrarse en un 3,11% actualmente, según los datos del INE.

La experta en de Soluciones de Financiación de Banco Sabadell, Sandra García García, considera que en la actualidad "se está combinando una situación de mercado idónea para los préstamos fijos con tipos a largo plazo muy bajos con una oferta muy competitiva que dan como resultado esta apuesta. Por ejemplo, en Banco Sabadell, el 70% de la producción de préstamos hipotecarios de vivienda es a tipo fijo".

"La crisis económica de los últimos años está influyendo en el tipo de hipotecas que contratan ahora los españoles. Muchos de estos nuevos hipotecados tienen familiares o amigos que han sufrido los tipos altos del euríbor y ahora no se fían. Es verdad que el euríbor está en negativo, pero es una situación anómala y antes o después volverá a subir", explica Simone Colombelli, director de Hipotecas de iAhorro.com.

Por su parte, Sandra García García considera que una de las principales ventajas de las hipotecas fijas es que "el cliente conoce de antemano la cuota que pagará durante toda la vida de la hipoteca. Con lo cual puede asegurarse que, con su nivel salarial actual, es capaz de asumir los compromisos de pago durante toda la vida del préstamo. Recordemos que estamos ante un escenario de tipos muy bajos que sólo pueden tener recorrido al alza".

¿Cuándo subirá el euríbor?


Teniendo en cuenta que se encuentra en niveles históricamente bajos, es bastante probable que el Banco Central Europeo (BCE) suba los tipos en cuanto vea la oportunidad y esto permitirá que el euríbor vuelva a subir, y esto afectará directamente a aquellos que tengan en España una hipoteca variable que se rige por dicho indicador. "El actual contexto económico y una inflación contenida contribuirán a que el BCE mantenga los tipos de interés de referencia en niveles históricamente bajos en los próximos trimestres. El momento concreto de una subida del euríbor vendrá condicionado por aspectos como el desarrollo de las tensiones comerciales a nivel global, el desenlace del Brexit, etc. El aumento de tipos por parte del BCE permitirá que el euríbor recupere valores positivos", señala Sandra García García.

El director de Hipotecas de iAhorro.com coincide en este análisis y apunta que "la incertidumbre es una de las características del euríbor. La parte buena de este indicador es que en la actualidad hay hipotecados que llevan tres años y tres meses beneficiándose de unos tipos negativos. El sustituto de Mario Draghi, que dejará la presidencia del BCE en octubre de 2019, podría tener en sus manos el cambio de tendencia del euríbor si modifica la política de tipos cero llevada a cabo en los últimos años por Draghi".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook