Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un banco tendrá que devolver 100.000 ? a un anciano al que recompró a la baja preferentes

El juez respalda a la víctima aunque aceptó que se convirtieran en acciones y la recompra que realizó el Fondo de Garantía La letrada defiende que la sentencia abre la puerta a que los vecinos recuperen su dinero íntegro

Un banco tendrá que devolver 100.000 ? a un anciano al que recompró a la baja preferentes

El juzgado de primera instancia número cuatro de Catarroja ha dado la razón a un anciano de 86 años que demandó a Catalunya Bank anteriormente Caixa Catalunya por haber perdido 103.000 euros en el proceso de recompra y reconversión de sus preferentes y otros productos financieros, aunque el afectado llegó a firmar esos cambios y logró que se le devolviera parte del importe global desembolsado, que ascendía a 337.000 euros.

El juez también condena al banco a pagar los intereses de esa cantidad, que ahora habrán de calcularse y las costas del proceso judicial. La abogada que ha defendido a este vecino de Benetússer, Carmen Botifora, con despacho en Torrent, ha destacado la importancia de esta sentencia porque abre la puerta a que los afectados, no sólo puedan reclamar el dinero que invirtieron en sus preferentes sino también lo que han perdido en los casos en los que se han sometido a recompra, incluso con la participación del fondo de garantía.

Según explica Botifora, el asunto es un caso claro de «mala fe» ya que el anciano no tiene estudios y es «un autónomo al que las cosas le fueron bien y llegó a acumular una cierta cantidad de dinero fruto de un gran esfuerzo toda su vida». Nacido en 1927, este vecino de Benetússer trabajaba con Caixa Catalunya y sus antecesores desde que comenzó a cotizar a la Seguridad Social, en los años 60 del pasado siglo, y tuvo allí su actividad económica.

Por ello, en un momento dado firmó con «su banco de toda la vida» un contrato de gestión de su patrimonio «con unas reglas determinadas», que permitía a la entidad financiera invertir su dinero en productos que le pudieran ser beneficiosos. De ahí que comprara participaciones preferentes del banco por 63.000 euros, obligaciones de deuda subordinada de un tipo por 165.000 y otro tipo de obligaciones por 109.000 euros.

Botifora explica que todo este paquete fue objeto de una reconversión en acciones por parte del banco, en una operación en la que la se calculó en importe en un porcentaje superior. Y a su vez, esas acciones fueron compradas por el Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito, creado en 2011 con el objetivo «garantizar los depósitos en dinero y en valores u otros instrumentos financieros constituidos en las entidades de crédito, con el límite de 100.000 euros para los depósitos en dinero», según la información de la institución.

El anciano firmó las dos operaciones, tanto la reconversión como la recompra, pero al final del proceso había perdido 103.000 euros de los 337.000 que invirtió. De ahí que decidiera demandar al banco para tratar de recuperar la diferencia y ahora el juez le ha dado la razón. Tras intentar una mediación con el banco, tanto el cliente como la letrada, finalmente se planteó la demanda y, una vez había fecha de juicio, el representante legal del banco se allanó, con lo que se ha dictado sentencia favorable más intereses y costas al demandante.

La abogada considera que la clave del proceso es que el contrato de gestión del patrimonio del anciano marcaba «una serie de parámetros» que el banco «vulneró por completo al ofrecerle productos de alto riesgo en lugar de inversiones seguras».

Carmen Botifora espera que el banco «no agote el plazo para pagar y nos obligue a pedir la ejecución de sentencia, que es la técnica que están utilizando las entidades financieras en estos casos». Asimismo, la abogada de Torrent explica que acaba de recibir fecha de juicio para un caso idéntico aunque de importe inferior, con el mismo banco, en el que esgrimirá esta sentencia.

Esta letrada ha animado a los afectados por este tipo de casos a acudir al juzgado porque «prácticamente se están ganando todos». En los casos donde las operaciones han dejado a los vecinos sin recursos, les insta a pedir la justicia gratuita para defenderse.

Compartir el artículo

stats