Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En busca de la huerta perdida para recuperarla

Per l'horta inicia un proyecto para identificar la huerta abandonada, que calculan en 10 millones de m2, y sugerir su integración en la «Infraestructura verde» de la C. Valenciana

La superficie de huerta abandonada en el área metropolitana de Valencia y que podría recuperarse para el cultivo y como zona verde o natural «podría alcanzar las 1.000 hectáreas, o unos 10 millones de metros cuadrados», según calcula la asociación Per l'horta. Por ello la entidad ha iniciado el proyecto «Recuperem horta, recuperem ciutat» que pretende «identificar las zonas libres de edificación para reclamar su uso como huerta tradicional».

El trabajo se ejecutará de manera colectiva y a través de «una iniciativa innovadora y pionera en la defensa del territorio valenciano», según explican fuentes de Per l'horta. La iniciativa consistirá en identificar prácticamente «palmo a palmo» todas «las zonas de huerta que aún pueden ser recuperables y que están en zona clasificada como urbana, además de zonas libres de edificación que en un futuro posibilitarían la creación de corredores para la fauna y flora como prevé la "Estrategia de la Infraestructura verde de la Unión Europea"», en vigor como instrumento de ordenación en la Comunitat Valenciana desde 2007, cuando fue introducido en la legislación valenciana y que 30 municipios ya han incorporado a su planeamiento.

La identificación de las zonas de huerta susceptibles de ser recuperadas se podrán identificar a través de la plataforma «analizo.info» en la que «a través de planos y fotografías de la huerta se pueden identificar las parcelas, gracias a la topografía de cada zona, para hacer más accesible la aplicación».

La aplicación se ha diseñado con un «software» apoyado por la Open Knowledge Foundation, una entidad sin ánimo de lucho creada en 2004, que cuenta con grupo implantado en España desde 2012. Esta institución apoya la difusión de todo tipo de conocimientos y datos para que sea utilizado y distribuido sin restricciones legales para compartirlo con la sociedad en general. «La fundación plantea que el conocimiento abierto es aquello en lo que se convierten los datos abiertos cuando son útiles, usables y utilizables por la ciudadanía para conocer aquello que los rodea y poder tomar decisiones», explican fuentes de Per l'Horta.

Identificar la zona de huerta susceptible de recuperarse tiene miga que se produzca ahora ya que, a partir de noviembre de 2015 finaliza la prórroga de cuatro años aprobada por el Consell para los programas de actuación integrada (PAI) aprobados durante la pasada década. Será el momento de decidir si se mantienen los PAI o se desclasifica la zona de huerta reclasificada para ser urbanizada.

La versión preliminar del Plan de Acción Territorial de Protección de la Huerta de Valencia (PATPHV) consideraba espacios de alto valor más de 4 millones de metros cuadrados en los que estaba previsto construir más de 22.000 viviendas y centros comerciales, como la zona del Safranar de Torrent, la huerta donde debía edificarse el «megapai» de Nou Milen·ni en Catarroja o la huerta de Vera de Alboraia.

Per l'horta pretende «identificar las zonas libres de edificación para reclamar su uso como huerta tradicional, huertos comunitarios o parques de barrio (que tanto éxito han tenido en Benimaclet o La Torre) para crear zonas de transición entre la ciudad y la huerta y frenar su destrucción».

Compartir el artículo

stats